Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 15, 2024

100% Deportes

El experimento del TRI es un desastre

Visitas

Con triplete de Darwin Núñez, la selección de Uruguay exhibió y goleo a un México, sin funcionamiento, a días del inicio de la Copa América

CARLOS HORTA MARTÍNEZ

Los fantasmas del 7-0 de Chile en la Copa América 2015 se volvieron a presentar, también en Estados Unidos, pero ahora en el Empower Field at Mile High de Denver, luego que la Selección Mexicana fue exhibida y goleada 4-0 por su similar de Uruguay, previo a la justa sudamericana, que volverá a jugarse en territorio estadunidense.

Desde Raúl Tala Rangel hasta Guillermo el Memote Martínez, ninguno de los seleccionados nacionales se salvó de los abucheos de los aficionados que se dieron cita en el estadio que es la casa de Denver Broncos.

En los primeros minutos del compromiso solo hubo un equipo sobre la cancha y la diferencia entre ambas escuadras fue abismal y Darwin Núñez puso adelante a los charrúas luego de un rebote, el delantero del Liverpool no perdonó un error del Tala Rangel y así se pusieron al frente muy temprano.

Al minuto 27, el dominio uruguayo volvió a dar otro duro golpe cuando Facundo Pellistri aprovechó una mala cobertura en la defensa mexicana mientras el accionar del tricolor en la zona baja ya comenzaba a preocupar.

 

Darwin Núñez continuó demostrando porqué es un delantero de clase mundial con otros dos goles más que dejaron en clara las grandes deficiencias que tiene la escuadra del Jimmy Lozano en la defensa.

Grandes jugadas a la ofensiva por parte de los charrúas, ‘oles’ de la afición mexicana alabando el juego uruguayo y hasta el polémico grito homofóbico en el terreno de juego.

La pesadilla continuó, y no cesó hasta que el árbitro puso fin a los primeros 45 minutos, pues antes de ir a los vestidores, el atacante del Liverpool, firmaría su doblete luego de tremenda acción en individual. Darwin tomó la pelota, condujo y avanzó hasta la media luna, soltó por costado izquierdo al pique de Maxi Araujo, y mano a mano frente al Tala Rangel, el futbolista de los Diablos sirvió a Núñez, para que firmara el segundo en su cuenta personal.

En el inicio del complementario y sin moverle al parado que de inicio mandó, Jaime Lozano y sus mismos 11 hombres saltaron al terreno de juego.

Pasaron solo tres minutos, para que otra vez con cuatro toques, lograran llegar a línea de fondo y colocar el cuarto de los clavos en el ataúd. Hat-Trick para Darwin Núñez y una goleada naciente, que revivió por momentos los fantasmas de Chile.

TE RECOMENDAMOS:

Suma Conade otro descalabro legal

Te puede interesar

Advertisement