Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 14, 2024

Voces

Arreando al elefante | Xóchitl y las trampas de la fe

343 lecturas

En la guerra y el amor todo se vale, dice el refrán, y en esta guerra de campañas, todo se ha valido: mentiras, contradicciones, dislates, insultos y más.

Ahora, no conformes con lo anterior, han arreciado las voces que desde el púlpito señalan al voto, hablan de las bondades de Xóchitl (sin decir cuales) y alertan a los feligreses contra el “comunismo”, ignorando el artículo 130 de la Constitución, el más activo es el obispo de Guadalajara y en su perorata se atreve a decir : “un idiota que se dice presidente”, y a los votantes “o eres idiota o eres cómplice” llamando a un supuesto “voto útil” por supuesto en favor de la oposición, como una “estrategia de tantas” y cierra el video distribuido en redes con el miedo: perseguir el bien mayor, para proteger el bien menor; “tu casa, tus hijos, tu carro, tu perro”, para mantener el país “libre y democrático”.

Como el, a varios sacerdotes más han sido señalados por hacer proselitismo desde el púlpito, violando una y otra vez la constitución sin que el INE o Gobernación hagan algo al respecto.

Otros líderes religiosos, como Carlos Gordillo, actual presidente de la Coalición Internacional Mexicana de Apóstoles, propone incluso junto con el apoyo a Gálvez, que sus ministros lleguen a posiciones de poder.

La libertad de culto implica el respeto de los liderazgos religiosos a los procesos políticos, pero ahora, sin el menor descaro, se montan en el discurso mentiroso de la derecha para “construir, en unidad, la mejor versión de México”.

Próceres de la fe, los que se toman un café con Dios, de nuevo se ponen del lado de quienes antes nos despojaron y ahora nos mienten, pisoteando sus propios votos, fueron los mismos que durante la pandemia exigían que no se olvidaran de dar el diezmo, los que callaron con las devaluaciones, la represión y las masacres mientras ellos tenían línea directa con el dios de la silla presidencial en turno.

¿Cómo olvidar lujos de Norberto Rivera o Juan Sandoval Íñiguez y su benevolencia ante hechos que devastaron al país?

Bendijeron la mentira, santificaron la corrupción ignoraron la pederastia…y más.

Pero como en todo, hay buenos, malos, advenedizos, trepadores y hasta tramposos, que aprovechan el río revuelto de las campañas para pescar algo más que seguidores.

Ana María Vázquez
Escritora
@Anamariavazquez

Te puede interesar

Advertisement