Síguenos

¿Qué estás buscando?

abril 13, 2024

Voces

Lengua Larga | Por mis huevos

134 lecturas

El que aplicó la de “por mis huevos lo hago” fue el concejal perredista, con licencia en Miguel Hidalgo, Oscar Munguía. Esta columnista dedicará todo su espacio a lo que sucedió ayer 22 de febrero en las instalaciones del antiguo edificio amarillo de la demarcación.

En una sigilosa operación hormiga, ambulantes de la Asamblea de Barrios, del grupo Miguel Hidalgo, llenaron los pasillos, las escalinatas y el recibidor del edificio bajo la consigna: ¡Lero, lero, le hicimos un desmadre por ratero y por culero! Querido lector, ¿a quién cree usted que le decían esto? Así es, al mismísimo alcalde Mauricio Tabe y al director general de Jurídico y Gobierno, César Garrido.

Y es que nos contaron que ambos panistas se han dedicado al cobro de “moche” a los comerciantes que llevan años en sus lugares de trabajo, sobre todo en la zona de Polanco, donde más dinero reciben estos dos pillos con ayuda de la directora de Gobierno, Linda Ruiz, mamá de la concejala Mayeli Ruiz. Pero de estas dos hablaremos después, porque se cuecen aparte.

Munguía terminó con la camisa rota por defender a una mujer que estaba siendo ahorcada por un trabajador de la alcaldía, enfundado con un chaleco que en la parte de atrás alude al gobierno de Tabe. Oye, Mauricio, ¿a qué Punto Violeta tiene que ir esta mujer violentada por tu gente? Esto tras recibir la orden del verdugo, Mario Villanueva, quien más que particular del edil, parece su perro de pelea.

Qué se me hace que esta licencia de 15 días de Munguía dará mucho de qué hablar. ¿Y la coalición, apá? Oiga, señor alcalde, ¿a poco no le basta con todo lo que se embolsan del Presupuesto Participativo, programas sociales y obras públicas? ¡Ya párele!

Te puede interesar

Advertisement