Síguenos

¿Qué estás buscando?

abril 24, 2024

Voces

La marcha de la manipulación

110 lecturas

Este fin de semana hubo una movilización más convocada por el líder de los partidos de derecha, Claudio X González; esta vez ya no en favor del Instituto Nacional Electoral, sino en supuesta defensa de la democracia. Su orador principal fue quien hasta hace poco fungía como árbitro electoral y que finalmente se quitó la máscara como militante de Acción Nacional: Lorenzo Córdova. No perdamos de vista que en su última marcha la oradora principal fue Beatriz Pagés, directora de la revista Siempre y abiertamente antisemita.

A pesar de disfrazarse de ciudadanas, las marchas de la llamada marea rosa se han caracterizado por ser un desfile de dirigentes partidistas y los más oscuros personajes del conservadurismo, como Marko Cortés, Margarita Zavala, Enrique Krauze, Santiago Taboada, Alito Moreno, Elba Esther Gordillo, entre otros. En esta ocasión los organizadores pidieron a los asistentes no hablar con la prensa, sin embargo las consignas como “no al comunismo”, “López Obrador quiere eliminar la propiedad privada” y un sinfín de declaraciones profundamente racistas y clasistas, no faltaron.

Hoy la derecha se dice preocupada por la democracia apostando a que olvidemos que en el pasado validaron fraudes electorales y por décadas tuvieron secuestradas nuestras instituciones electorales y de impartición de justicia. Pero la gente los conoce bien y sabe identificar su hipocresía actual; especialmente recuerda que las verdaderas marchas por la democracia ocurrieron en 1988 y 2006, cuando los que hoy marchan, nos despojaron del derecho a elegir a nuestros gobernantes.

Lo que es un hecho es que a la derecha le ha tocado también vivir tiempos estelares. Ahora que salen a las calles por primera vez, afortunadamente no tienen que padecer la represión y violaciones a derechos humanos que padecían quienes se manifestaban contra el régimen de la corrupción y el saqueo cuando ellos gobernaban. Hoy el derecho a la manifestación y expresión de las ideas se ejerce con cabal libertad, y lo que ocurrió este domingo es muestra de ello.

Te puede interesar

Advertisement