Síguenos

¿Qué estás buscando?

febrero 28, 2024

Voces

Arreando al elefante | Tim Golden acusó de recibido

136 lecturas

RICARDO SEVILLA

A Tim Golden sí le llegó el mensaje del presidente López Obrador. Sí se enteró de que el primer mandatario lo retó a ir a la Mañanera a presentar las pruebas de su “reportaje”.

Pero ¿qué cree? Que el flamante periodista que tanto adoran hoy en la derecha no aceptó. Tim, simplemente, no quiso ir a debatir. Y mandó un recadito que se publicó en ProPublica, el medio de comunicación que, aunque presume ser libre e independiente, decidió emprender una guerra de oprobios y calumnias, sin pruebas, contra el gobierno del presidente López Obrador.

Sorprende que un reportero de (dizque) investigación, que se jacta de haber sido redactor senior en The New York Times, no sea capaz de aceptar un debate frontal y con datos duros.

¿Por qué Tim no aceptó el reto del presidente López Obrador? Simple: Porque no tiene pruebas de sus dichos.

El señor Golden sabe que, en el fondo, su “reportaje” no es más que una ficción redactada en las rodillas. Y por encargo.

Tim sabe que las pruebas no existen.

¿Será que el engreído Premio Pulitzer de periodismo, en este trabajo, decidió abandonar todo rigor para ofrecerle a su público un festín de especulaciones?

Yo no sé si le hizo daño correr al lado de Carlos Salinas de Gortari o de Oto Granados Roldán, pero Tim parece desbrujulado.

Se supone que un periodista de investigación debe ofrecerle a su audiencia una información depurada.

Se supone que un periodista, ya no digamos multigalardonado, sino medianamente responsable no sólo debe conformarse con recoger información, sino que también debe examinarla, analizarla y cotejarla. En teoría, un periodista medianamente sensato debería darse un tiempo para verificar sus fuentes.

¿No pudo hacer eso Tim Golden? Me extraña. En Estados Unidos les dan becas millonarias a los reporteros para hacer sus investigaciones.

Dicen que pasó meses entregado en cuerpo y alma haciendo este “reportaje”. Y la verdad es que, lejos de esas fábulas, el tipo ha quedado al descubierto. Y si creíamos que difícilmente podrían ganarle a Loret de Mola en los montajes, lo cierto es que Tim Golden podría disputarle el cetro. Ya basta. Exijamos, en todo momento, un periodismo de calidad.

Te puede interesar

Advertisement

This will close in 0 seconds

This will close in 0 seconds