Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 13, 2024

Voces

Arreando al elefante | ¡Ya salió el peine!

165 lecturas

RICARDO SEVILLA

La agencia de noticias estadounidense ProPublica dio a conocer un “reportaje” donde sugería que, en 2006, Operadores del Cártel de Sinaloa habrían contribuido con dos millones de dólares a la campaña presidencial de AMLO.

El supuesto reportaje de ProPublica está firmado por Tim Golden, quien, además de haber compartido dos veces el Premio Pulitzer, fue becario de la New America Foundation, una organización privada que está conformada por periodistas, intelectuales y políticos de derecha que se presentan como un grupo de “expertos liberales”.

Golden afirma en el texto aparecido en ProPublica que agentes antidroga de EU descubrieron lo que, a su juicio, consideraron pruebas sólidas de que importantes narcotraficantes habrían entregado alrededor de 2 millones de dólares a Nicolás Molinedo, exchofer del Presidente.

Pero, más allá de señalar los profundos yerros periodísticos y las enormes inconsistencias de esta supuesta investigación, vale la pena preguntarse ¿quién está detrás del medio ProPublica que está siendo utilizado por los medios de comunicación de la derecha, para atacar al jefe del Ejecutivo.

De entrada, aunque ProPublica presume ser un medio de comunicación independiente y sin ánimo de lucro, lo cierto es que los directivos de esta empresa (cuya denominación social es Pro Publica, Inc) están estrechamente vinculados a la iniciativa privada, a la comunidad judía y a los partidos Demócrata y Republicano de EU.

Desde hace ocho años, el presidente de ProPublica es Paul Sagan, un empresario estadounidense de 65 años, quien es socio director de la compañía General Catalyst Partners.

General Catalyst, por lo demás, es una empresa de capital de riesgo con sede en EU, que realiza inversiones en etapas iniciales y de crecimiento.

En 2010, la empresa que está detrás de ProPublica abrió una oficina en Silicon Valley. Y once años después, en 2021, General Catalyst ya estaba gestionando más de 8 mil millones de dólares en activos.

Actualmente tiene entre sus socios a jóvenes y polémicas empresas multinacionales como Airbnb, Kayak, Samsara y Canva.

Y ese, en términos generales, es el medio de comunicación estadounidense que aquí, en México, han salido a defender a capa y espada León Krauze, Carmen Aristegui, LatinUs y todos los medios de comunicación corporativos.

Te puede interesar

Advertisement