Síguenos

¿Qué estás buscando?

junio 18, 2024

CDMX

Tepito, farmacia clandestina

Visitas

En las calles de Jesús Carranza, Florida y Caridad hay puestos que ofrecen medicamentos supuestamente originales y algunos, caducos.

ANA E. ROSETE

Sin temor a que alguien enferme o pierda la vida, comerciantes usan sus puestos de farmacias clandestinas para vender medicamentos piratas o caducos.

Sobre Jesús Carranza un puesto ofrecía antibióticos de calidad a precio de Navidad, el joven que atendía en el lugar estaba parado en la parte de enfrente y gritaba “está calado, está garantizado porque es robado”, “pásele, pásele, para la gripa, para el dolor, para el ardor”, decìa mientras mostraba los medicamentos que se veían originales a pesar de que muchas de las cajas estaban dañadas o rotas.

Se le preguntó por una caja de Centrum Silver que tenía en una de las canastas que estaban en el piso, mientras que las vitaminas en la farmacia San Pablo tienen un costo de 428 pesos en Tepito costaban 150 pesos; en tanto el precio de la Ceftriaxona con lidocaína de la marca Ceftrex con una ampolleta estaba en 100 pesos, en la misma farmacia cuestan 498 pesos.

Mientras que Diario Basta cuestionaba al comerciante por los precios de los medicamentos dos mujeres compraron 3 cajas de Omeprazol de la marca Inhibitron, con 28 cápsulas cada una, por las que pagaron 120 pesos en total; tan sólo un frasco en la Farmacia del Ahorro cuesta 265 pesos.

Más adelante en la calle de Caridad un puesto aún más grande también ofertaba medicinas; sin embargo, aseguraba que eran de mejor calidad ya que eran “gringas”.

Una caja de Tylenol, paracetamol de 500 gramos, es vendido por 60 pesos en las calles del Barrio Bravo en tanto la suspensiòn infantil de 120 mililitros tiene un precio de 35 pesos; ambos medicamentos son vendidos al triple de este costo en Farmacias Benavides.

Durante el recorrido por las calles que se ubican entre Reforma y el Eje Uno Norte se pudo notar la presencia de elementos policiacos tanto de Tránsito como de la Policía Auxiliar; no obstante, pasan inadvertidos antes los puestos que hay ofreciendo piratería y medicamentos caducos.

“Yo he comprado varias veces con este muchacho y nunca me he enfermado. Siempre compro lo mismo, la loratadina para mi alergia y aspirinas protect porque sufro de mis varices, me sale mucho más barato y nunca me ha pasado nada”, comentó una mujer que por ambos medicamentos paga 150 pesos mientras que en la farmacia, dice, pagaría más de 500 pesos.

Entre enero y agosto de este año la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) emitió cerca de 48 alertas sanitarias por venta de medicamentos y material de curación falsificado.

Además la Cofepris lanzó alertas para productos como Prostalif y Rituximab así como los de venta libre, que no necesitan una receta médica, como la Aspirina, Vitacilina o pastillas para la tos como Graneodin que han sido falsificados y vendidos a libre demanda.

TE RECOMENDAMOS:

Sandra Cuevas anuncia viacrucis en alcaldía Cuauhtémoc

Te puede interesar

Advertisement