Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 28, 2024

CDMX

La vida y pasión de un Elotero

Visitas

Desde hace 8 años Humberto le encontró un gran gusto a vender elotes

ERNESTO OLMOS

Humberto Varela llega en las tardes con su carrito de elotes a la esquina Ejército Nacional y Hegel, de los dos tambos de metal donde tiene el maíz y los tamales sale el vapor con un aroma que atrae a los oficinistas de la zona; al llegar la clientela, el vendedor escucha las órdenes, momentos después con velocidad saca la mazorca, la limpia con destreza, unta la mayonesa, esparce el queso blanco rayado y por último espolvorea el chile en polvo para aumentar el picor, cuando llega a las manos del comprador la primer gran mordida provoca le provoca una sonrisa.

Este ritual lo ha vivido Humberto desde hace 8 años, quien aseguró a Diario Basta que es su gran pasión, porque además de vender elotes, le gusta atender a las personas y servirles de comer, tiene lo que se llama vocación de servicio.

Curiosamente, él es el primero en su familia a dedicarse a este oficio, ya que sus hermanos y su padre se dedican a la jardinería, pero lo apoyan en su proyecto, aunque indicó que le gustaría que sus hijos tuvieran una carrera para que se superen y vivan mejor.

Sin embargo, este trabajo le lleva todo el día, “en la mañana comienzo a vender tamales y ya regreso a las 12, de las 12 a 2 de la tarde hago los tamales, después de las 2 de la tarde me dedico a preparar todo para vender los elotes y esquites”, explicó. Su día termina alrededor de las 10 de la noche.

Si bien, su jornada podría sonar agotadora, él insiste con emoción y una sonrisa, que le gusta ya que es un “oficio bien bonito”, incluso recordó que trabajó dos años y medio en el Oxxo en el turno de la noche, pero decidió enfocarse a la venta de los elotes.

En este oficio puede haber dificultades como los permisos de venta, pero indicó que nunca ha tenido problemas con las autoridades, ya que no se meten con él, porque sólo se dedica “a lo suyo”

TE RECOMENDAMOS:

#GALERÍA: Celebrar la muerte sin disfrutar la vida

Te puede interesar

Advertisement