Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 18, 2024

Voces

Altavoz | Punto de Partida

22 lecturas

SALVADOR GUERRERO CHIPRÉS

@guerrerochipres

Comenzó ayer en Michoacán, en la tierra de Lázaro Cárdenas.

Es el camino hacia el 2024. En realidad, esa ruta se originó en la Ciudad de México.

La gestación del modelo de continuidad con atención a las y los más vulnerables inició en la primera década de este siglo con Andrés Manuel López Obrador.

Esta administración en la Jefatura de Gobierno, hoy a cargo de Martí Batres, ha enfatizado ese programa social.

Recordemos quiénes promovieron la política social en un contexto donde la oposición tiene dos imposturas:

1) pretende exhibir como “un tiradero de dinero” los programas sociales sin evidenciar el impacto negativo y

2) copia la narrativa según la cual comparte la preocupación por los más desfavorecidos al grado de usar ideas, conceptos y hasta slogans del Presidente López Obrador.

Claudia Sheinbaum Pardo decidió Morelia como punto de partida y horizonte donde la comunidad está al centro, en contraste con el liberalismo conservador de la oposición asociado siempre a la cantaleta de menor Estado y menos “despilfarro” en políticas sociales.

Clara Brugada, en una línea semejante a Sheinbaum y a AMLO, fue reconocida por sus iniciativas sociales, centradas en la transformación del espacio público. Estuvo en Nueva York durante la Cumbre de los Objetivos de Desarrollo Sostenible organizada por la ONU. Es ella la de mayor reconocimiento de todas las alcaldías en la CDMX.

La oposición frentista niega y confronta. Es todo.

El inicio de la ruta de Sheinbaum exhibió apertura a otros actores, así como planteó la defensa de una útil continuidad del cambio de régimen a una población constantemente defenestrada por los partidos adversarios de Morena.

Hay un claro arranque para tareas donde existe determinación de recuperar espacios perdidos en el 2021. Inició la ruta nacional y pronto de la CDMX.

Te puede interesar

Advertisement