Síguenos

¿Qué estás buscando?

julio 22, 2024

100% Deportes

Femexfut habría pagado 14 mdd a narco por Gallos e Irapuato

Visitas

Alias “El futbolista”, que testificó en el juicio contra Genaro García Luna y “El Chapo” Guzmán, confesó que los clubes que había comprado fueron con dinero del narcotráfico

 

Carlos Horta Martínez

El testimonio de Tirso Martínez Sánchez, alias el Futbolista, en el juicio a Genaro García Luna por narcotráfico en Estado Unidos, no convenció al juez Brian Cogan, quien cuestionó la relevancia del narcotraficante en el caso.

Sin embargo, recordamos que la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) hizo negocios con un narcotraficante en la compra de los equipos Irapuato y Querétaro.

En la transcripción del juicio de Joaquín el Chapo Guzmán revelaron que el narcotráficante Tirso Martínez Sánchez era dueño de varios clubes, entre ellos, Los Gallos Blancos (primera división) de Querétaro e Irapuato (de segunda división), que fueron comprados en 14 millones de dólares por la Femexfut.

“Usted adquirió por lo menos cuatro, si no es que más, equipos de futbol. ¿Es correcto?”. Esa fue la pregunta número 270 del magistrado Brian Cogan a Tirso Martínez Sánchez.

Martínez trabajó para el Cártel de Sinaloa y el de Juárez, fue detenido en 2014 y extraditado a Estados Unidos un año después.

Durante el juicio del Chapo, Tirso Martínez también dijo que, las ganancias de su actividad en el narcotráfico también las invirtió en otras franquicias. Además de Querétaro e Irapuato, en Venados de Yucatán y los Reboceros de La Piedad, Michoacán, cuyas compras fueron de alrededor de 600,000 y 2.2 millones de dólares, respectivamente.

Sin embargo, fue en una auditoría que realizó la FMF, lo que les permitió detectar irregularidades en los casos de Irapuato y Querétaro; además de detectar que el propietario se dedicaba a traficar cocaína a Estados Unidos. La FMF desembolsó USD 14 millones de dólares para comprarle a Tirso Martínez Sánchez las franquicias de Querétaro e Irapuato en el 2006, al percatarse que éste era un narcotraficante, que no solo trabajó para el Chapo, pues desde finales de los 80 y principios de los 90 estuvo a la orden de otros traficantes como Amado y Vicente Carrillo, Nacho Coronel, los hermanos Beltrán Leyva y el Mayo Zambada.

En su momento, Alberto de la Torre, quien fue presidente de la Federación Mexicana de Futbol, de 2000 al 2006, contó: “Esos dos en especial se vio que no tenían la solvencia o no presentaron los papeles suficientes a la empresa que nosotros le encomendamos el trabajo. Con el que aparecía como presidente (de Irapuato y Querétaro) sí estuvimos en contacto y ellos nos pasaban las decisiones. Se hizo todo lo posible para comprárselos y ahí en ese momento sí se pudo comprar y se pudieron tener esas dos franquicias en reserva para que se pudieran vender”, señaló.

En pagos, la FMF tuvo que desembolsar los 14 millones de dólares para recuperar al Irapuato y los Gallos Blancos, entonces de Primera División y administradas junto a La Piedad y Venados por el capo oriundo de Guadalajara, que pasó de lustrar zapatos y pedir limosna a ser uno de los más buscados por el gobierno estadunidense, que lo etiquetó con el nivel 43, el más alto para un traficante de drogas.

“Tuvimos que comprarlas a plazos, tuvimos que moverle. Las dos costaron alrededor de 14 millones de dólares y fue barato a comparación de lo que valen ahora los equipos”, agregó de la Torre.

Después los Gallos pasaron a manos de empresarios como Juan Antonio Hernández, Axel Bulle, Amado Yañez y Olegario Vázquez Raña, hasta llegar a la familia Hank; en tanto que el Irapuato de la familia Millet Reyes, Ramón Morató, Concepción Enríquez y Jorge Rocha.

¿SABÍAS QUÉ?

Durante el juicio del Chapo, Tirso Martínez aceptó que usó dinero del narcotráfico para adquirir a los equipos Gallos de Querétaro, Freseros de Irapuato, Venados de Yucatán y La Piedad

DATO

14 millones de dólares pagó la FMF por las franquicias del Querétaro e Irapuato, tras confirmar el verdadero oficio de El Futbolista

Te puede interesar

Advertisement