Síguenos

¿Qué estás buscando?

octubre 3, 2022

Voces

Columna | Triunfo de Morena que es demeritado

Jorge Gómez Naredo

Este lunes el periodista Mario Maldonado soltó la “notición”: la actual titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Bullya, “será la nueva secretaria de Educación”.

Le dio el mote de “exclusiva” y de información confirmada y cierta.

A partir de la difusión de esta “noticia”, buena parte de la comentocracia conservadora emprendió en redes sociales una campaña brutalmente sucia en contra Álvarez-Bullya.

Dijeron de ella que era de lo peor, que no había servido en el Conacyt, que hacía todo mal, que en lugar de solucionar problemas los creaba, que había prácticamente “destruido” la ciencia en México… Fue una campaña llena de insultos, como la suelen hacer los de derecha.

María Elena es una funcionara que ha sido muy golpeada por la oposición durante estos cuatro años.

¿Por qué? Simple: porque vino a combatir prácticas nocivas en un mundo que parecía impoluto: el académico. Y es que sí, en la academia también hay mafias, corrupción y personas que actúan con una completa falta ética.

¿Por qué Maldonado soltó esa información y la colocó como “exclusiva” a sabiendas que era falsa? ¿Cuál era su objetivo? Sólo él sabe por qué lo hizo, y a petición de quién.

El caso es que “filtraciones” evidentemente falsas como las de Maldonado son prácticas de un periodismo que ya no debería existir en México, uno que se basa en habladurías, que no confirma los hechos y que sólo especula. Un periodismo que no está guiado ni por la explicación de una realidad ni por la búsqueda de una verdad, sino por el odio y la mentira.

Te puede interesar

Advertisement