Síguenos

¿Qué estás buscando?

diciembre 8, 2021

CDMX

“Marchantes” olvidan mercados de CDMX

Los inmuebles están expuestos a incendios, competencia desleal del comercio ambulante, abandono de locales, desperdicio de alimentos y de pilón, al Covid-19

Santiago Jiménez Cardona

Con más de 60 años de haber sido edificados y con una plantilla de más de 280 mil asalariados; sin mantenimiento, expuestos a incendios, fugas de agua y atraso tecnológico frente a los dinámicos centros comerciales, los mercados de CDMX, enfrentan el desorden operativo, la competencia desleal del comercio ambulante, abandono definitivo de locales, horarios disfuncionales, falta de capacitación de locatarios, desperdicio de alimentos y de pilón, la pandemia del Covid-19 que alejó a los “marchantes” más leales.

El especialista en Desarrollo Urbano y ex Coordinador de Reordenación Urbana del extinto DDF, considera que la falta de mantenimiento y el olvido en el que viven los 329 mercados de la capital, los exponen a incendios y deterioro, que afecta sensiblemente a capitalinos que ahora miran hacia las confortables plazas comerciales.

Indicó que los mercados públicos datan de los sesentas, de ahí su deterioro y la falta de cumplimiento de normatividades tan básicos como los sistemas eléctricos, que finalmente ocasionan los incendios.

Muchos de los mercados fueron diseñados por los mejores arquitectos de la época como José Villagrán, Pedro Ramírez Vázquez o Félix Candela. Algunos de ellos, incluso albergan murales, como el Abelardo Rodríguez.

Puede interesarte: Activistas exigen alto a la venta de animales en el Mercado de Sonora

Algunos tienen una vibrante actividad económica, como la Lagunilla (zapatos), el Ampudia (dulces), San Juan (pescados y mariscos), Sonora (hierbas y pociones), Jamaica (flores), Coyoacán (antojitos y artesanías); sin embargo, la mayoría subsisten precariamente ante la competencia de las cadenas de supermercados, en un extremo, y de los tianguis y el comercio ambulante en el otro.

Por su parte, Aurélien Guilabert, especialista en Gestión de Proyectos y fundador de Espacio Progresista A.C, señaló que de los 329 mercados públicos de la Ciudad de México abastecen al 46% de los hogares. Desde 2016, son Patrimonio Cultural Intangible de nuestra Capital.
“Techos perforados, inundaciones o incendios son de las problemáticas recurrentes de los mercados públicos, La Merced y el de San Cosme son ejemplo”, dijo.

Comentó que los mercados han sido víctimas de la competencia desleal por la oferta en las calles aledañas y por la crisis económica empeorada por el Covid-19. Algunos locatarios reportan pérdidas de hasta un 80% de sus ventas.

En su opinión se podría proponer una ampliación de horarios y buscar un convenio con las y los repartidores de comida podría provocar un buen empuje económico, además de que cada mercado debería de contar con una vinculación con un banco de alimentos para contrarrestar la cifra del desperdicio de alimentos, que asciende a más del 37% a nivel nacional.

Te puede interesar

Advertisement