Síguenos

¿Qué estás buscando?

noviembre 30, 2021

Arreando Al Elefante. Columna: Diego Cedillo.
Arreando Al Elefante. Columna: Diego Cedillo.

Voces

Arreando al Elefante | ¿Será que Arturo Herrera logró contagiar a Raquel Buenrostro?

Diego Cedillo

Ante aquel funesto bicho llamado Covid-19, las personas han creado un “muro de dolor” en la Basílica de Guadalupe, bajo la estatua de Juan Pablo II.

En lo más bajo del Cerro del Tepeyac, se puedenver montones de papeles con los nombres de los fallecidos. Nombres y más nombres que deberían no hacernos olvidar que aún no ha pasado la pandemia y, por lo mismo, debemos seguir cuidando las medidas sanitarias. En México debería existir otro “muro de los lamentos”, encabezado por la Democracia, para no olvidar aquel episodio en el cual Carlos Salinas de Gortari, dentro de su mente planeaba vestirse de rey, y restablecer la reelección presidencial en el país. Sin embargo, es poco conocido que uno de los contrapesos para evitar dicho acto fue su propio secretario de Gobernación, don Fernando Gutiérrez Barrios, acción que terminó costándole su puesto. Curiosamente dicho evento hoy se replica del otro lado del globo, pues resulta que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, promulgó una ley que le permitirá permanecer en el Kremlin hasta 2036, al darle el derecho a presentarse a la reelección en dos ocasiones más. Otro apartado en el muro, podría llevar la figura de un sol, por aquel ocaso que vivió el PRD –partido del que resulta irrisorio cómo su dirigente Jesús Zambrano calificó al gobierno como culpable de la inseguridad, desempleo y corrupción–, quizás con el nombre del hoy senador Miguel Ángel Mancera grabado en piedra pueda recordar aquellas fechorías cometidas desde el Gobierno de la CDMX. Y con una ojeada hacia el oriente pueda vislumbrar desde el pacifico, un avión cuya misión es extraditar a Edgar Tungüí, excomisionado para la Reconstrucción.

POST-IT.

El efecto Pigmalión es el desear tanto “algo”, que al final ese algo se te conceda. Dicho acto debe su nombre al mito griego de Pigmalión, un escultor que se enamoró de una estatua que había tallado, y, al final, ésta acabó cobrando vida. Al parecer dicho efecto ha de ser practicado por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, pues resulta que su optimismo ha conllevado a que la moneda mexicana se aprecie 0.33 por ciento, es decir su mejor nivel en casi dos meses. Menos mal que de dicho entusiasmo Herrera Gutiérrez pudo contagiar a la titular del SAT, Raquel Buenrostro, pues “el fisco” dio un mes más de prórroga para la declaración de impuestos. Ufff… ¡Enhorabuena!

Te puede interesar

Advertisement