Crónica urbana: La casona de los azulejos

Crónica urbana: La casona de los azulejos

1024
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.– La casa de los Azulejos o Palacio de los Condes del Valle de Orizaba, como también se le conoce, es un palacio ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, más precisamente entre las actuales calles de 5 de Mayo y la peatonal Madero.

El inmueble fue construido durante la época virreinal, y se le conoce comúnmente por este nombre (más que por el título nobiliario de quienes le habitaron) debido a su cubierta de azulejos de talavera poblana que recubren la fachada exterior del edificio y hacen de esta obra una de las más bellas joyas de la arquitectura civil del barro novohispano.

Dentro de esta casa en la actualidad se encuentran tiendas comerciales y restaurantes. También cuenta con un balcón que está justo en la calle de Madero, y algunas veces diferentes músicos urbanos le brindan al público una serenata que ameniza tu recorrido por la transcurrida calle.

Esta casa se ha convertido en una de las favoritas por los transeúntes, ya que su fachada es maravillosa y muy poco común en esta modernizada CDMX.

Por tal motivo muchas personas aprovechan para tomarse fotos y admirar tan bella casa. Se sabe que la construcción original fue levantada en el siglo XVI, y que en realidad se encuentra conformada por la unión de dos casonas señoriales de las cuales, la que se ubicaba en un principio hacia el lado Sur, era la que pertenecía, junto a la llamada Plazuela de Guardiola, a un señor de nombre Damián Martínez.