Síguenos

¿Qué estás buscando?

mayo 16, 2022

Mundo

Un descubrimiento “afortunado” en un juego de feria

El cáncer es una de las enfermedades más letales de nuestra época moderna, por ello una detección temprana puede definir entre la vida y la muerte de quien llegue a padecerlo; así, una mujer tuvo la fortuna de detectarlo, inesperadamente, en un juego de un parque de atracciones.

Bal Gill de 41 años decidió entrar a una cámara oscura en Edimburgo, Escocia durante un viaje familiar en mayo. Estando ahí, al pasar frente a una cámara térmica que permite a los visitantes ver un mapa de calor de todo el cuerpo, notó un punto más brillante que los de su cuerpo, justo  en su pecho izquierdo, algo que no ocurría con los demás.

Intrigada, decidió llevarse la fotografía de su mapa corporal para indagar más sobre este fenómeno.

Indagando en Internet se percató que las cámaras t ermográficas son usadas muchas veces para la detección de cáncer. Tras pedir una cita con su médico, fue diagnosticada con cáncer de mama en etapa temprana.

La mujer, quien ahora está esperando una tercera cirugía para evitar la propagación de la enfermedad, decidió ponerse en contacto con la atracción turística para mostrarles su agradecimiento:

Solo quería decir gracias: sin esa cámara nunca lo hubiera sabido. Sé que no es la finalidad de la cámara, pero para mí realmente fue una visita que me cambió la vida“.

Andrew Johnson, gerente general de la atracción, comentó asimismo el caso: “No nos dimos cuenta de que nuestra cámara térmica tenía el potencial de detectar síntomas que cambian la vida de esta manera. Realmente nos conmovió cuando Bal nos contactó para compartir su historia, ya que el cáncer de mama está muy cerca de mi casa y de la de parte de nuestro equipo”.

La página web de la atracción publicó el caso de la mujer para referencias con sus nuevos clientes.

También te puede interesar:

Si tienes más de 12 años y pides “Calaverita” ¡A la cárcel!

Te puede interesar

Advertisement