La renuncia de Medina Mora

La renuncia de Medina Mora

811
0
Compartir
Eduardo Betancourt

SE DICE QUE EL EXMAGISTRADO ES UNA ESPECIE DE LAGARTO

Por cualquier lado que se analice causó expectación el de que un Ministro de la Corte renunciara a su importante cargo, más aún que para concluirlo le faltaban más de diez años.

En efecto, Eduardo Medina Mora sin decir “agua va” presentó su renuncia a un cargo que por naturaleza es irrenunciable, al menos que se presente una causa grave, misma que si existe no se ha dado a conocer. Por tanto es el caso de que se dude de inicio de la validez de esa renuncia, originando apreciaciones jurídicas cuestionables.

Lo real es que Medina Mora se fue dentro de un sinnúmero de especulaciones; hay quien dice que el exprocurador general de justicia y exembajador es autor de un sinfín de picardías y que, ante el temor o tal vez presionado, optó por la salida fácil de la renuncia.

Algo grave debe existir, las que insistimos no se saben pero que nos preocupa se trate de un acto de impunidad, así deseamos se esclarezcan los hechos y si Medina Mora es culpable de un delito, se le procese como es debido y que nadie, lo ha dicho el jefe de la nación, nadie debe estar al margen de la ley.

Bien se dice, Medina Mora es una especie de lagarto que mantiene muchos renglones criticables pero siempre ha formado parte de los grupos de poder; es de esperarse que él y otros cómplices que necesariamente tiene, sean debidamente procesados.