Síguenos

¿Qué estás buscando?

septiembre 24, 2021

Vivir Bien

Tanatología afrontando la muerte de un ser amado

Es un momento natural al que todos nos enfrentaremos tarde o temprano; pero qué hacer para no sufrir por ello.

Sobrellevar la pérdida de un amigo o un familiar podría ser uno de los mayores retos que podemos en­frentar. La muerte de la pareja, un hermano o un padre puede causar un dolor especialmente profundo. Podemos ver la pérdida como una parte natural de la vida, pero aún así nos pueden embargar el golpe y la confusión, lo que puede dar lu­gar a largos períodos de tristeza.

Todos reaccionamos de forma diferente a la muerte y echamos mano de nuestros propios meca­nismos para sobrellevar el dolor que ésta conlleva. Las investigacio­nes indican que el paso del tiem­po les permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdi­da si pueden contar con apoyo de su entorno social y mantener hábi­tos saludables.

Aceptar la muerte de alguien cercano puede tomar desde me­ses hasta un año. No hay una dura­ción “normal” de duelo. Tú tampo­co debes anticipar que vas a pasar por “fases de duelo”, ya que inves­tigaciones recientes han sugeri­do que la mayoría de las personas no pasan por estas fases de forma progresiva.

Si has tenido una relación difícil con la persona fallecida, esto pue­de añadir otra dimensión al proce­so de duelo. Podrías necesitar re­flexionar un tiempo antes de lograr mirar la relación con nuevos ojos y acostumbrarte a la pérdida.

Si tomamos en cuenta que la mayoría de nosotros puede su­perar la pérdida y continuar con nuestras vidas, nos damos cuenta de que los seres humanos, por na­turaleza, tenemos una gran capa­cidad de resiliencia. Pero algunas personas se sienten incapaces de llevar a cabo sus actividades coti­dianas. Éstas podrían pasar por lo que se conoce como duelo compli­cado y les podría beneficiar la ayu­da de un psicólogo que se especia­lice en el duelo.

ACEPTA EL DOLOR

  • Acepta tus sentimientos. Después de la muerte de alguien cercano, se puede experimentar todo tipo de emociones. Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y fatiga.

AUTOCUIDADO

  • Cuídate a ti mismo y a tu familia. Comer bien, hacer ejercicio y descansar te ayudarán a superar cada día y a seguir adelante.

BRINDA APOYO

  • Ayuda a otras personas que también lidian con la pérdida, al hacerlo te sentirás mejor. Compartir anécdotas sobre los difuntos puede ayudar a todos a lidiar con la pérdida.

Te puede interesar

Advertisement