Síguenos

¿Qué estás buscando?

agosto 15, 2022

Shanik en Basta

A Sara Poot-Herrera, Poniatowska le rinde un homenaje

En una glamurosa ceremonia celebrada en el Palacio de Bellas Artes de la CDMX, la escritora y el ensayista David Huerta, reconocieron el potencial de la maestra yucateca

LA NOCHE del pasado mar­tes, la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes en la CDMX, se engalanó con la presencia de la investigadora y promotora cultural de la li­teratura de nuestro país, Sara Poot-Herrera; quien fue aga­sajada con un homenaje por parte de sus colegas Elena Poniatowska y el ensayista Da­vid Huerta, dentro del marco Protagonistas de la literatura mexicana.

En la ponencia, que estu­vo dirigida por Carmen Bea­triz López Portillo, directo­ra del Claustro de Sor Juana, Poniatowska y Huerta, se die­ron vuelo con su talento litera­rio para elogiar a su amiga de años. Aún así, la galardonada se comportó modesta y senci­lla. Con una gran sonrisa tomó la palabra para agradecer a los presentes en la sala, a sus se­guidores y a todos sus amigos: “Me daba mucha vergüencita hacerla de protagonista, pero bien que me pavoneo con las palabras de Elena y de David. Muchas gracias por estar aquí, mi agradecimiento a la Coor­dinación Nacional de Literatu­ra de Bellas Artes, a todos. Los he oído y no me reconozco, pero me encanta lo que han dicho de mí”, dijo orgullosa la literata.

Por su parte, Elena Ponia­towska con escritos en mano, dio cátedra de cómo sus pa­labras fueron entrelazando la vida de Sara en Yucatán, con todo el trabajo literario que ha hecho a lo largo de tan­tos años: “No hay un persona­je que no le deba algo a Sara Poot, una sola casa de Yuca­tán que no haya conocido su huella, su gracia de bailarina, su palabra de maestra, y su cá­lida sonrisa del barrio de San­tiago. Sara es una dádiva para sus alumnos y para quienes la conocemos”, dijo la cronista del movimiento del ‘68.

Sin embargo, cuando to­có el turno al ensayista David Huerta, él exaltó el gusto de Sara Poot por la literatura chu­rrigueresca de Sor Juana Inés de la Cruz y del maestro José Revuelas: “La inteligencia des­pierta de Sara, tiene que ver con los siglos de oro de la li­teratura española, de los que tanto aprendió en su juventud. Es una persona con una ca­pacidad enorme para el inter­cambio de ideas”, platicó.

Te puede interesar

Advertisement