Síguenos

¿Qué estás buscando?

abril 12, 2024

Uncategorized

Tercer golpe: Bejarano

Visitas

Secretario de Finanzas, cuando a Andrés Manuel López Obrador le estalló otro videoescándalo que dañó su ima­gen al frente de la jefatura de Gobierno: Su exsecretario particular, René Bejarano, había sido también filmado y en su caso, recibiendo fajos de dólares de un empresario.

Bejarano, entonces coordinador de la bancada del PRD en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, apareció en el programa de “El Mañanero”, de Víctor Trujillo, un noticiero de alto rating en aquel entonces.

Trujillo, con su personaje del payaso Brozo, presentó un video, donde se observa al entonces legislador sentado en el despacho de Carlos Ahu­mada, justo en el momento de recibir fajos de billetes, como una conversación en la que se le escucha recomen­dar al empresario usar ligas para agilizar la paga.

Era el 3 de marzo. En pantalla, Carlos Ahumada le pasa a Bejarano grue­sos fajos de dinero, que éste acomoda en una maleta. “Mira, el 21 de abril, que es hoy, son 45 mil dólares… En total, son 3 millones 877 mil”, le dice. El maletín de piel de Bejarano se llena y todavía hay fajos de billetes fuera.

“Puta, ¿y ahora cómo le voy a hacer?”, le pregunta Bejarano Martínez a Ahumada Kurtz. “No pude sacar el dinero, ya ves que siempre te los traigo en pesos o en billetes grandes”, se disculpa el empresario. “Ponle la liga”, le instruye el líder de bancada.

El golpe afectó a López Obrador porque Bejarano había sido su secretario particular de 2000 a 2002. Se había desatado una resonancia mediática, en la que comentaristas se mofan de que el hombre de confian­za de Andrés Manuel López Obrador, al llamarlo “El señor de las ligas”.

Cinco años después, Brozo declaró que el video le lle­gó de manos del diputado Federico Döring, y acusó que luego de transmitirlo, vivió tres años “de terror”, ame­nazas y provocaciones que lo llevaron a usar cuatro gua­ruras proporcionados por Televisa. Dijo que de saber que sería así, quizáno lo habría transmitido.

Dos días después de ese videoescándalo, Carlos Imaz, delegado de Tlalpan, protagonizó otro en el que también recibía dinero de Carlos Ahumada. El dele­gado dijo que recibió ese dinero por órdenes de Rosa­rio Robles Berlanga, actual titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano con Enrique Peña Nieto. Lue-go de esto, Imaz renunció a su cargo.

Casi a finales de mes, Ahumada Kurtz fue detenido en Cuba. Para entonces, hacía tres se­manas que la PGR había gira­do una orden de aprehensión en su contra. Fue extraditado a México a finales de abril de aquel 2004. Dos semanas antes, Bejarano Martínez mostróco­pias fotostáticas de las supues­tas transacciones bancarias que involucrarían a Rosario Robles y Carlos Ahumada en un complot contra el Gobierno del Distrito Federal. El dinero que recibió del empresario argentino era para Rosario Robles, con quien tenía una re­lación sentimental, aseguró.

La otra versión de los hechos fue ventilada por la Procuraduría Gene­ral de Justicia del entonces Distrito Federal, en el sentido de que hubo un complot del expresidente Carlos Sa­linas en contra de AMLO al haber re­comendado a Ahumada filtrar el video para reclamarle la jefatura de Gobierno el cese de dos funcionarios de la Contraloría que lo investigaban en contratos. Para ello, el 18 de octubre, la Procuraduría difundió un video, en el que aparece Ahumada, días an­tes de los hechos de “las ligas”, amenazando a Bejarano que si no cumple con su exigencia del cese a los audi­tores y le cumplían con el pago de supuestos adeudos habría “‘un pinche súper escándalo”.

En noviembre de aquel 2004, Bejarano pidió li­cencia como legislador para enfrentar los cargos de lavado de dinero y fue trasladado al Reclusorio Sur el día 10. Obtuvo su libertad el 6 de julio de 2005, tras pagar 171 mil pesos de fianza.

Te puede interesar

Advertisement