Por Bellas Artes

Por Bellas Artes

538
0
Compartir
Salvador Trejo

Los Tigres del Norte han conseguido prácticamente todo en sus 50 años de trayectoria artística, inclusive son el único grupo mexicano a los que las autoridades federales de Estados Unidos le han abierto las puertas de sus cárceles para hacer conciertos como fue Alcatraz y recientemente Folsom, pero hay algo que le revolotea la cabeza constantemente a El Tigre Mayor, Jorge Hernández y es ofrecer un concierto en México en el mismísimo Palacio de Bellas Artes; ojalá y las autoridades mexicanas les cumplan este sueño.

Lo que hay que resaltar de ellos ahora es su bondad y sencillez. Jorge me aclaró en la reciente visita que hicieron a la CDMX para presentar el álbum Los Tigres del Norte at Folson Prison, que este documental no lo hicieron para lucrar ni para ganar más fama, sino que le dieron voz a los reos para que muchos niños y jóvenes mexicanos y latinos tomen conciencia y no terminen encerrados en las cárceles gringas por tonterías. Inclusive quieren hacer llegar su mensaje de manera masiva y están negociando con Netflix para que el material se exhiba en las salas de cine.

Alex Fernández, El Heredero, nieto e hijo de Vicente y Alejandro Fernández, respectivamente, se aventó su primer palenque en las Fiestas de Octubre de Guadalajara y aunque no le fue tan bien tampoco le fue mal. Lo más significativo, sin duda, fue que Alex utilizó el traje de charro con el que su papá se casó con su mamá y como su repertorio es muy corto tuvo que recurrir a éxitos de su abuelo y de su padre.

Lo que sí no me pareció es que Chente utilice sus redes sociales para pedirle a sus seguidores que apoyen a su nieto. Lo que Alex haga debe ser por méritos propios y no porque su abuelo le meta el hombro, pues dice el dicho que “el que es perico, donde quiera es verde”.

Ya pa´ despedirme les cuento que tuve en la redacción de BASTA! a Eduardo Medellín, el plebe que hizo un fenómeno la rola de Tus jefes no me quieren, una cumbia sonidera que se escucha hasta debajo de las piedras. Aquí el problema es que el éxito lo hizo con el grupo Ensamble y ahora abandonó esta agrupación para formar su propia carrera e hizo de nuevo la canción y el video. Ahora Lalo tendrá la difícil misión de igualar o superar su éxito y ya veremos si lo logra, pues en este medio lo difícil no es llegar sino mantenerse. Nos leemos luego.