Colombianos en Tlalpan

Colombianos en Tlalpan

45848
0
Compartir
FOTO: ARMANDO MONROY /CUARTOSCURO.COM
Ian Soriano

En los pueblos de Tlalpan, los distribuidores de drogas son un eslabón bien aceitado de la economía, si tomamos en cuenta el testimonio de comerciantes, dueños de negocios y vecinos. Operan en motocicletas, taxis, bicis y camionetas.

Al ejido de San Pedro Mártir, hace unas semanas llegó un grupo armado a encañonar a un vendedor de pollo en el tianguis que se pone los sábados sobre la avenida Río San Buenaventura.

También, en una verdulería de la avenida Cedral (cerca del Cetis 154), un par de extorsionadores se llevaron bolsas de frutas ante la negativa del vendedor de dar la “cuota”. La amenaza fue que regresarían la siguiente semana a cobrar doble.

Otra forma de terror son los balazos a las fachadas, como la reja de la privada de Margaritas en donde quedaron las marcas de una ráfaga que descargaron desde el interior de una camioneta. En la cámara de vigilancia vecinal se aprecia que solamente dispararon y se fueron.

De noche o de día, los colombianos (y otros grupos novatos) venden su mercancía, extorsionan y amenazan de distintas formas a los pobladores.

GORGOJO. Preguntas para la alcaldesa: más que reacciones, ¿qué acciones de inteligencia ya hizo y cómo revertirá el crimen? ¿Los colombianos llegaron para quedarse?