Frente común de salud

Frente común de salud

1436
0
Compartir
Galileo Galilei

DESDE EL PODER LEGISLATIVO, QUIEREN OBSTACULIZAR LA NOBLE LABOR A FAVOR DE LA SALUD

Lo que faltaba: ahora desde el poder legislativo, quieren obstaculizar la noble labor que realizan muchos mexicanos a favor de la salud.

Por ello, enfermeras y enfermeros de la Ciudad de México y el resto del país, rechazaron tajantemente la iniciativa de ley que impulsa el senador expriísta y ahora morenista, Américo Villarreal, la cual tiene como propósito restringir su profesión.

Para el dirigente de la sección 12 de los servicios médicos y enfermeras del GCDMX, Héctor Carreón, la iniciativa de ley que impulsa en el Senado de la República Américo Villarreal, es dañina y restrictiva porque propone que cada cinco años, los expertos en salud certifiquen su profesión como condición para seguir ejerciéndola.

Por esa razón la medida la rechazaron, médicos y enfermeras al considerar que las capacitaciones y cursos de actualización deben correr por cuenta del patrón, porque actualmente todo sale de los bolsillos de los trabajadores.

“Entonces aceptar esta medida, sería aceptar que mucho personal quede fuera de la profesión, porque no contaría con los recursos económicos propios para costear sus cursos de capacitación y actualización”.

De acuerdo con datos del dirigente seccional, Héctor Carreón, hoy en día en todo el país, apenas 12 mil enfermeras( os), se encuentran certificados, debido a que solos tienen que costearse los cursos, cuando la Ley Federal del Trabajo señala claramente que es obligación de la parte patronal.

Por ello anunció que buscará crear un frente común con personal médico de todo el país para echar para atrás esa iniciativa de ley que a todas luces es dañina para este sector de profesionales.

“Los maestros lograron echar para atrás una ley educativa que les afectaba, entonces nosotros también podemos hacerlo para bien de nosotros y de nuestras familias”.

Pidió una explicación del senador Américo Villarreal o en su caso que tome en cuenta las propuestas de quienes pretende dañar con su iniciativa de reforma.