Enfrentamiento provocado

Enfrentamiento provocado

1368
0
Compartir
Galileo Galilei

QUIÉN LO DIJERA, MENOS DE DOS MESES DE GOBIERNO DE LAS NUEVAS AUTORIDADES CAPITALINAS…

… y ya empiezan aflorar enfrentamientos con la base trabajadora.

Desde la subsecretaría de Capital Humano, su titular Jorge Luis Basaldúa, insiste una y otra vez en hacer enojar al tigre hasta que brinque y empiece a dar los primeros zarpazos con grandes pérdidas para los capitalinos.

Es cierto, Jorge Luis Basaldúa utiliza a resentidos, dolidos, esquiroles, traidores al SUTGCDMX que se venden por una monedas, con tal de trabajar para meter cizaña entre la base trabajadora, dividirla y crear enfrentamientos con la autoridad en todos sus niveles.

En los pasillos de diversas áreas de trabajo en el GCDMX, los empleados han dejado en claro que no se dejarán intimidar por vendettas de los traidores de siempre a los intereses de toda la base trabajadora que buscan hacer enojar al tigre sin medir las consecuencias porque una vez enojado saldrá a dar zarpazos, muchos zarpazos para defenderse.

¿Tendrá medido el riesgo Basaldúa? No pasará mucho tiempo para saberlo.

NO DA UNA  EL ALCALDE DE BENITO JUÁREZ

Así es. Mientras la delincuencia hace de las suyas en el territorio de Benito Juárez, su alcalde Santiago Taboada se dedica a perjudicar a quienes derecho y por derecho de dedican al reciclaje ganándose el pan nuestro de cada día.

Resulta que el viernes pasado utilizó 20 patrullas para amedrentar, golpear y cerrar un establecimiento con el argumento de que no cumplía con el programa de protección civil.

La realidad es que el alcalde panista cobró la factura a las personas que se dedican al reciclaje porque el año pasado, cuando era candidato, le negaron ayuda para continuar su proselitismo.

Hoy ya como alcalde, hizo gala de todo su poder para quitarle el sustento a quienes pagan impuestos, mientras muestra su incapacidad para combatir los delitos dolosos y de alto impacto.

Con los ciudadanos de a pie aplica toda su fuerza, contra la delincuencia es omiso. Los recicladores se preguntan cuándo actuará así contra los delincuentes. No vaya a ser que le tiemblen las piernas, dijeron.