Cómo vestirse para ir al casino

116

De siempre, la indumentaria ha tenido una carga simbólica. A través de ella, ha sido relativamente fácil a lo largo de la historia identificar la época, la clase social y el género de la persona que la viste. Es también a través de la vestimenta que uno expresa su personalidad y sus gustos, aunque a menudo debemos adaptarla al tipo de evento al que asistimos, ya sea una boda, una reunión de trabajo, una fiesta de cumpleaños o una primera cita.

No siempre es pan comido acertar qué ponerse en todas las situaciones. Un lugar que presenta muchas dudas a ese respecto es el casino. ¿Hay que arreglarse para ir a jugar al póquer? ¿Puede uno vestirse con cualquier atuendo para jugar a las tragaperras? ¿Es habitual que este tipo de salas tenga una etiqueta? A continuación, resolvemos estas y otras preguntas que pueden surgirte cuando te prepares para visitar un casino.

Opción 1. Estilo clásico

Es un hecho que vestir de una forma u otra puede influir lo que tus rivales en la mesa de póquer piensen de ti. Una opción puede ser, pues, vestir con un estilo clásico, que te dará un extra de credibilidad y seguridad. Verás cómo los otros jugadores te respetarán más y te verán como alguien que confía en sus posibilidades de ganar. Eso sí, debes acompañar esta vestimenta con una actitud acorde con esto. Tus nervios, si los tienes, no deben ser visibles.

Para conseguir esa sobriedad, deberás apostar por ropa discreta con colores lisos que no llamen demasiado la atención. Pasar desapercibido podría ser una buena estrategia de juego. A ser posible, no lleves demasiados complementos encima, aunque una corbata o un pañuelo también en tonos neutros podría ser una buena elección. Lo mismo es válido para el corte de cabello: corto para los hombres, corto o mediano para las mujeres.

 

Opción 2. Estilo informal

Dependiendo del casino al que vayas, quizás la mejor manera de pasar desapercibido es precisamente no vistiendo con un traje de chaqué sino con ropa informal. En estos casos tus mejores aliados serán unos vaqueros, una camiseta blanca y unas deportivas. Serán muchos los que también apostarán por esta combinación de prendas, sobre todo en salas menos concurridas y fuera del circuito de casinos de primer nivel.

Resulta también aconsejable llevarse una gorra con visera y unas gafas que puedan protegerte los ojos. Tu mirada puede desvelar mucho más de lo que desearías a tus contrincantes, pero si te la tapas te será más fácil esconder tus reacciones cuando estés seguro que vas a ganar o perder la partida. En definitiva, puedes ir a jugar a póquer con ropa cómoda, aunque es aconsejable no ir con pantalones cortos, ya que en ocasiones podría ser que no te dejaran entrar.

Opción 3. Estilo excéntrico

En Estados Unidos, a diferencia de Europa, no parece existir ninguna norma que indique cómo deben vestir los visitantes de un casino. Ello significa que optar por un vestuario completamente estrambótico es una posibilidad que quizás te gustaría contemplar. Tu estrategia aquí sería aparentar todo aquello que los otros jugadores no consideran que una estrella del póquer debe ser. Si no te ven como un rival fuerte, quizás sea más fácil sorprenderlos con un buen ataque.

Lo que define el estilo excéntrico son, sobre todo, los colores y los estampados llamativos, así como las combinaciones de tonos y texturas imposibles. Piensa en, por ejemplo, Lady Gaga, Madonna o cualquier celebridad que se vista fuera de lo tradicional para la Gala del Met. Otra inspiración son los looks que muchos visten en el Día del Orgullo Friki. A otro nivel se sitúan directamente aquellos que se pondrán un disfraz para ir al casino, ya sea de pollito, Luke Skywalker o Marilyn Monroe.

 

Opción 4. El estilo que quieras

Si ninguno de los estilos anteriormente descritos te acaba de convencer, siempre te quedará vestir, dicho llanamente, tal y como se te venga en gana. ¿Que no te apetece cambiarte de ropa para salir a la calle? Déjate puesto el pijama. ¿Que te da algo de pereza ducharte, peinarte y maquillarte? Qué más da. Eso sí, tienes que tener en cuenta un pequeño detalle: deberás quedarte en casa para disfrutar de tal libertad. Para momentos así existen las plataformas de póquer en línea.

Esta última opción te ofrece un extra de comodidad difícilmente superable por cualquier otra de esta lista. Acertadamente dicen que eres lo que llevas puesto, pero tu atuendo no tendrá demasiada importancia si nadie te puede ver. Lo mejor de todo es que nadie podrá juzgarte solo por las prendas de tu armario que has decidido vestir ese día y no deberás preocuparte de taparte los ojos para no desvelar tus próximos movimientos.