Diálogo y conciliación

98
Galileo Galilei

Al interior del SUTGCDMX, tienen identificado un pequeño grupúsculo de esquiroles, traidores que aprovecharon las bondades de la organización, fueron defenestrados, expulsados y encarcelados.

La mano que mece la cuna es la de José Medel Ibarra, quien no contento con ser expulsado por enriquecimiento inexplicable, vaciar las arcas del sindicato, adquirir un equipo de futbol para satisfacer intereses personales, perder sus derechos sindicales, ahora quiere sorprender a los trabajadores ofreciéndoles las perlas de la virgen, pero cuando fue dirigente sindical se llenó las bolsas de dinero sin ofrecer solución a las demandas del gremio.

En Morena, al próximo comisionado de la reconstrucción de la CDMX, César Cravioto, y el que se desempeñará como secretario de Cultura, Alfonso Suárez del Real, les convendría acercarse a la dirigencia sindical y conocer de viva voz cómo están las cosas, porque lanzar misiles sin conocer el terreno no es bueno para nadie.

Los 185 mil trabajadores del GCDMX ya ejercieron su derecho a votar el pasado 1 de julio. Con elecciones o sin ellas, realizan sus tareas 24/7 los 365 días del año.

Llama la atención que ni la propia jefa de Gobierno electa, Sheinbaum, hace caso del mensaje conciliador del próximo Presidente de México, AMLO, quien a partir del 1 de diciembre gobernará para todos.

Los trabajadores del GCDMX, durante cerca de 90 años, nunca se han confrontado con los gobiernos en turno. Esperan que con Sheinbaum continúen igual y para ello apuestan al diálogo y conciliación. Quién se anima.

DESPACIO QUE VOY DE PRISA

Empezó la rebatinga de los escombros del PAN capitalino que dejó la jornada electoral del pasado 1 de julio.

El aún asambleísta Ernesto Sánchez Rodríguez, alzó la mano para apuntarse y de ser ungido se comprometió para erigir un PAN robusto y potente que reditué buenos resultados en los comicios de 2021. Enhorabuena.