Síguenos

¿Qué estás buscando?

México

Venta de mota afuera del Senado, culpa de legisladores: Movimiento Cannábico Mexicano

A casi un año de que el plantón denominado 420 del Movimiento Cannábico Mexicano se estableciera para exigir una regulación de la mariguana apegada a los derechos humanos, ahora se oferta esta hierba a la vista de todos, aunque el dictamen esté pendiente en la Cámara de Diputados.

Después de un recorrido realizado a las afueras del Senado de la República, Grupo Cantón pudo comprobar que todo tipo de jóvenes y no tanto… se aglutinan para fumar sus porros e incluso, sólo para ir a comprar su hierba de la semana, comentan algunos al aire.

Sin embargo, esto no ocurre en la zona del campamento del Movimiento Cannábico Mexicano. Ellos mismos señalan que “la dinámica que ocurre afuera del plantón (y del Senado) es el resultado de que el Congreso se haya negado a garantizar el libre desarrollo de la personalidad en los 90 días que establece la Constitución”.

El MCM argumenta que “es la calle”, pues están del lado de las vallas que se impusieron a raíz de la emergencia sanitaria y que los separa del narcomenudeo a las afueras del recinto legislativo.

“Afortunadamente podemos diferenciar el espacio de consumo donde no se vende, no se compra, no se comparte, ni se regala, queremos representar al consumidor responsable”, señalan.

Consultado por este portal de noticias, Pepe Rivera, vocero del MCM, señaló que
“lamentablemente no hay avances en la parte de la regulación sin fines de lucro”, respecto al dictamen que esperan sea modificado en la Cámara de Diputados.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Y lo que hemos establecido, agregó, resuelve para el libre desarrollo de la personalidad: las cuatro demandas mínimas de derechos humanos. Que exista un mercado justo, para todos, un autocultivo y cultivo compartido libre lo hará.

“Si no es para todos, la gente tiene que seguir viviendo de algo, y seguirán comprando en un mercado que no es accesible para todos”, señaló.

El activista cannábico puntualizó sobre la venta de cannabis y consumo de alcohol a las afueras del Senado y del plantón, que “ha habido poca respuesta de la policía, que debería cuidar que no existan ventas en la vía pública”.

Al revelar que han contabilizado alrededor de 15 eventos violentos a las afueras del Senado durante estos 11 meses de plantón, relacionados a consumo múltiple de sustancias, como el alcohol, agrega que “no se molestan con las ventas, pero más preocupante es que (los oficiales de policía) no responden a la violencia”.

Y cuando les han pedido que respeten a los consumidores, los policías los intimidan y extorsionan. “A los vendedores de mota, los dejan ir o se los llevan y regresan a los dos días”, dice en entrevista.

Con información de Daniel Moncada

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar