Síguenos

¿Qué estás buscando?

100% Deportes

Sonic presume su cuna; hecho en la CMLL

El cómplice, el tipo que guardó el secreto, pero a la vez se convirtió en su mentor, obviamente fue un personaje que siempre transpiró pancracio, pues sólo los de este corte pueden entender a un chaval que desde muy temprano opta por la rebeldía.

“Les dije a mis papás que quería entrenar lucha libre, pero no me dejaban, entonces me iba a escondidas, entrenaba en un lugar que se llama Star Gym, con el profesor Dr. Karonte, él sabía de mi situación, pero siempre me apoyó en busca de cumplir mi sueño; de hecho, él fue quien me debutó”, comparte Sonic, uno de los jóvenes estetas que enlistan la sangre nueva del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), compañía de la que presume ser orgulloso canterano.

“Se puede decir que soy prácticamente un elemento hecho en casa, y estoy muy contento por las oportunidades que me ha brindado la empresa, y una de ellas fue La Gran Alternativa, no la gané, pero me dejó una gran experiencia, tanto personal como profesionalmente.

“Mi primer maestro fue el Dr. Karonte, me ayudó mucho, enseñándome lo básico, y posteriormente de entrenar con él, lo hice en la Arena México con el maestro Arturo Beristain, con el Arkángel de la Muerte, con Virus, Último Guerrero y Franco Colombo”, agrega sobre su formación, y comparte que ese gusto por esta disciplina le nació cuando niño, pues sus papás varias ve es le dieron esa opción de ser parte de este mundo.

“Es algo que yo desde muy pequeño viví, mis padres me traían aquí a la Arena (México), me llamó mucho la atención las máscaras, el misticismo que hay dentro de los luchado- res, las capas, el tipo de telas, y bueno, conforme pasó el tiempo me fui empapando del ambiente y me fui enamorando más, hasta hoy, que sigo enamorado”.

EL REMOJO

Advertisement. Scroll to continue reading.

La primera vez, el estreno, que la mayoría anota en su calendario de fechas importantes, Sonic la tiene fresca en la mente, porque al final fue igual el inicio de su camino profesional.

“Me llega la oportunidad de debutar el 13 de abril de 2013, en Tepito, y de ahí para acá busqué oportunidades en Arenas chicas, algunas veces sin paga, otras a cambio de la clásica torta y el refresco, hasta pedir oportunidad en una empresa aliada con el Consejo y, después de que me vieron, dar el salto, me hicieron una prueba y estoy aquí”.

Las vicisitudes, el pagar derecho de piso o tener que vivir las de Caín para sobresalir, ahora mismo sólo como parte de sus recuerdos, ni si quiera pudieron ser motivo para dar un paso al costado, porque se aferró a aquella ilusión de chaval.

“Cuando empiezas, lo haces más por las ganas de sobresalir, y por el amor que le tienes a la lucha libre, lo económico pasa a un segundo término.

No te importa si vas en una batalla de regalo, si no estás programado. En mi caso, en mi batalla de estreno, no llevaba ropa, me pusieron unas mallas de mujer, unas zapatillas, cinta de aislar, una máscara que me prestaron, aceitito, y vámonos para arriba”.

Finalmente, agradecido por tener la oportunidad de pisar el que él considera es “el ring sagrado” (Arena México), se pone metas importantes, porque ya siendo parte del roster, lo que sigue es “llegar a los turnos estelares, tener un match con mi profesor Virus, quiero demostrarle todo lo que he aprendido de lo que él me ha enseñado, y por qué no, que el alumno llegue a superar al maestro, aunque más allá del resultado sería algo magnífico. “Quiero seguir haciendo pareja con  Súper Astro Jr., nuestros estilos son parecidos, nos complementamos bien, somos suicidas”, finalizó.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Entrevista realizada por Rodrigo Mojica | Grupo Cantón

Te puede interesar