Síguenos

¿Qué estás buscando?

México

200 Años: Consumación de La Independencia

En este 2021 se habrán de cumplir 200 años de la consumación de la Independencia Nacional del Trono Español. Sí. Ya todos los sabemos pero conviene recordar algunos hechos relevantes de esta gesta heroica que aun hace vibrar nuestros corazones. Y necesario es partir de aquel año 1808 en que los potentados de la capital, decidieron dar un golpe de estado, el primero del siglo 19 que apenas comenzaba. Para detener la propuesta liberal y casi revolucionaria del Honorable Ayuntamiento de la Ciudad de México (Con sus más destacados integrantes Francisco Primo De Verdad y Ramos y Francisco de Ázcarate) los acaudalados designaron a Gabriel de Yermo, hacendado y principal introductor de carne a la capital para que sorprendiera al Virrey, que tenía cinco años en el cargo y apoyaba la propuesta del Ayuntamiento de reasumir la soberanía en tanto se mantuviera preso al Rey de España por Napoleón Bonaparte. Así lo hizo Don Gabriel y acompañado de 150 sujetos la noche del 15 de septiembre de 1808 llevó a cabo el atentado sin mayores complicaciones. El Virrey y la Virreina fueron encarcelados y designaron como Virrey a un viejito de nombre Pedro Garibay. En la propuesta que hacia el ayuntamiento es justo mencionar la participación destacada que hacia el insigne Peruano Fray Melchor de Talamantes Salvador y Baeza, que había tomado la decisión de luchar por la independencia de México.

En síntesis estos fueron los antecedentes directos del célebre Grito de Dolores aquella madrugada gloriosa del 16 de septiembre de 1810, cuando don Miguel Hidalgo y Costilla, nacido en Pénjamo, Guanajuato el 8 de mayo de 1753, titular del Curato de Dolores (hijo de Don Cristóbal Hidalgo y Costilla y Doña Ana María Gallaga Mandarte y Villaseñor) llamó a la insurrección contra los gachupines, acompañado de Don Mariano Jiménez, Don Ignacio Allende, Don Juan Aldama y los hermanos Epigmenio y Emeterio González. Hidalgo fue un auténtico caudillo de la Revolución de Independencia, hombre culto, ilustrado, que hablaba varios idiomas como el francés, el Náhuatl y el Otomí. Esta historia da para mucho más, así que, llueva o truene, continuaremos…

Cáscara Amarga | Laureano Naranjo Cobián | laureanocobian@hotmail.com

Te puede interesar