Síguenos

¿Qué estás buscando?

México

Violencia en Jalisco

Los asesinatos, secuestros y en general la inseguridad del país, son la constante, nadie se salva.

Recientemente fue asesinado, cobardemente por la espalda, el exgobernador del estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval. El atroz crimen, sin duda tiene el sello de la delincuencia organizada; en el pasado varios de sus colaboradores yacieron también masacrados; de ello se responsabiliza a uno de los tantos cárteles que dominan en México.

Lamentablemente no se avizoran mejoras, en la actualidad no ha cambiado nada; se reclama con urgencia la toma de decisiones aún más drásticas de las que hasta ahora se han implementado. Es inaceptable que todo el territorio nacional se encuentre bajo el pleno dominio de criminales, que sin más imponen su ley y siembran el terror a una sociedad.

La situación no es fácil, mucho menos de soluciones mágicas.

Es factible iniciar un trabajo sumamente arriesgado, pero al mismo tiempo indispensable. Hay infinidad de peligros para los valientes que se enfrentarán a estos grupos delictivos de alto espectro, el perder la vida es uno de ellos; las represalias contra familiares y colaboradores, creando un ambiente donde el pánico se hace presente con intensidad, es otro de tantos. Este es un precio muy alto que pocos estarían dispuestos a pagar, al adquirir un compromiso de esa magnitud, pero por otro lado, se presenta el poco o nulo apoyo que reciban los que lucharán esta guerra contra los delincuentes.

Es imprescindible dotar, a quienes lidien contra los cárteles, de una autoridad singular, con lo que nos demos cuenta que no es posible tratar tanta malicia de igual con la generalidad.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Esas esferas de la mafia deben ser identificadas como los enemigos del pueblo y tengamos presente los puntos de vista de estudiosos, como los expuestos por Günther Jakobs en sus “Teorías del Derecho Penal Contra el Enemigo”.

Valor Civil | Eduardo López Betancourt | elb@unam.mx

Te puede interesar