Síguenos

¿Qué estás buscando?

Mouris Salloum George.

Desde Filomeno Mata 8

Desigualdades y confrontaciones

…tiempo de irreconciliables contradicciones entre sectores; el arte de gobernar para nosotros es un artículo de lujo, si es que los hay. Cuando se promulgó la Ley para la Protección a los Jóvenes, todas esas diferencias salieron a flote. Muchos argumentaron que no había necesidad de legislar al respecto, toda vez que sus derechos y prerrogativas ya se encontraban en las leyes vigentes.

Dijeron de inmediato que era muy fácil escribir en blanco y negro los derechos con exigencias sobre el papel de los códigos y normas. Eso es cómodo —dijeron— lo importante es hacerlos cumplir, porque para hacer esos derechos posibles, sustentables y duraderos, se requería organización en grandes cantidades, información y mucha voluntad en su ejecución. Que quienes criticaban que se apoyara a los jóvenes, con base en sus derechos constitucionales, no ofrecían alternativa alguna. Sugirieron promover más y mejores planes de estudio, atender sus necesidades formativas de cultura y bienestar, impulsar más centros de capacitación, programas novedosos para el estudio y tratamiento de las emociones, de la salud reproductiva, de las necesidades de empleo y desarrollo profesional, más un largo etcétera. Un enorme caudal de pendientes, propios de los establos de Augias. Todo, para responder a los criticones.

La ley estaba dirigida a los jóvenes entre los 12 y 29 años y tenía que ver con la salvaguarda de sectores prioritarios y franjas vulnerables, pues de acuerdo a sus autores se había comprobado que no bastaba que los derechos y garantías estuvieran consagrados a nivel constitucional para que fueran una realidad, comprobada en la práctica cotidiana.

Desde Filomeno Mata 8 | Mouris Salloum George | @vocesperiodista

Te puede interesar