Síguenos

¿Qué estás buscando?

Valor Civíl

Los Outsourcing

Como es cotidiano en los negocios, casi siempre se afecta a los que menos tienen, no sólo aquí, sino en el mundo.

Se dio rienda suelta a instituciones denominadas outsourcing, por las cuales se presenta una subcontratación de la fuerza laboral; de esta manera, una empresa ya no tiene necesidad de tratar con sindicatos, ni trabajadores; realiza sus transacciones, sobre todo en materia salarial y de derechos laborales con los outsourcing, quienes se encargan de atender lo relativo a cuestiones que implican, entre otras, beneficios para los empleados, fue el caso concreto en lo referente a despidos y pagos de derechos diversos para los proletarios.

Los empresarios, felices, ya no tenían que dialogar, ni relacionarse, insistimos, con sindicatos, los cuales si en buena medida son corruptos, ello no involucra que como ha sucedido, se les margine de tratar con los patrones.

Los outsourcing fueron un gran éxito; los grandes corporativos se beneficiaron de manera importante, dándose el “lujo” de despedir a cuanto trabajador quisieran y claro, en el tema de las indemnizaciones de ley, lamentablemente quienes sufrieron el evento negativo, fueron quienes habían desempeñado en sus tareas y a final de cuentas recibían “migajas”.

Los despidos generalmente en nuestro país, gracias a la Constitución en su artículo 123 y en la Ley Federal del Trabajo, procuraban garantías, había que desagraviar correctamente a quien sin más era cesado.

Felices los dueños del capital, auténticamente gritaban ¡vivan los outsourcing!, que se convirtieron en una rémora perversa para la mano de obra. Al parecer ahora existe la voluntad de poner un alto a centros tan nefastos como los outsorcing, donde siempre sacaban la peor parte quienes ya habían entregado su vida a una empresa.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Te puede interesar