Chíguil, San Pedro te cerrará las puertas de los cielos

Chíguil, San Pedro te cerrará las puertas de los cielos

136
0
Compartir

Arreando al elefante
Diego Elías Cedillo

El 20 de noviembre, es uno de los días más emblemáticos para el país. Con motivo del aniversario de la Revolución mexicana, el general Luis Cresencio Sandoval dejó en claro su lealtad al presidente: “El ánimo del soldado y el marino no decae”. Esta redacción, felicita a todos los miembros de las Fuerzas Armadas ascendidos y condecorados el día de ayer. ¡Gracias por poner en alto el nombre de México!

En temas más subterráneos, parece ser que al subsuelo de la Ciudad de México no llega el Covid-19. Podemos apreciar cómo pocas escaleras del STC se encuentran funcionando debidamente, aun cuando hace poco, pregonaban con bombo y platillo la rehabilitación de las mismas. ¡Ay estimada directora del Metro Florencia Serrania!, el haber estudiado en Londres seguramente le habrá hecho olvidar sus clases de biología en secundaria, esas que explican que cualquier ser vivo al subir y bajar escaleras, genera un mayor esfuerzo que conlleva a expirar mayores cantidades de virus.

¿De qué sirve anuncien Ley seca y todos los alcaldes, empezando por Clara Brugada hasta Francisco Chíguil, acudan de “nalgas prontas” ante el llamado de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum?

Doña Clarita, de Iztapalapa, con los primeros lugares de Covid, y Pancho, de Gustavo Madero, sin poder negociar el cierre de la Villa. Ojalá Dios perdone a Chíguil Figueroa. Pero por los muertos que carga en la espalda, dudo que San Pedro le quiera abrir sus puertas.

POST-IT: Todos tenemos claro: “cuando estás enojado se reduce la capacidad intelectual y afecta la capacidad de decisión”, esta frase le va perfecta al gobernador de Tabasco: Adán Augusto López Hernández, ya que el miércoles se supone tendría que acudir a la firma de la Reforma Laboral, sin embargo, mandó a su menguado Sancho Panza, José Antonio de la Vega Asmitia, en su representación; seguramente para que el gober no acabara en pleito nuevamente con Manuel Barttlet. Lo triste de la historia, es ver cómo todos los periodistas se abalanzaban hacia múltiples gobernadores y a Pepe Toño, secretario de Gobierno de Tabasco, lo tuvieron relegado, ni lo pelaron.