Diez habilidades a tomar en cuenta en el proceso de aplicar a...

Diez habilidades a tomar en cuenta en el proceso de aplicar a un empleo

Formar parte de una empresa no sólo depende de la experiencia

105
0
Compartir

En el proceso de reclutamiento para formar parte de una empresa, a veces no basta sólo tener la experiencia adecuada y especialización en una materia. Las habilidades blandas son también determinantes en el proceso de selección, pues suelen leerse como un indicador de éxito personal y, por lo tanto, de la empresa.

Pablo del Busto, experto en estrategias digitales de ventas y profesor del curso Soft Skills para ventas online de Crehana -plataforma de aprendizaje en línea-, señala, estas habilidades permiten interactuar positivamente con el resto de las personas«En el entorno profesional esto es clave, ya que influye al negociar un nuevo contrato con un cliente, hacer una presentación clara o establecer contactos. Cuando un empleado no cuenta con estas habilidades es muy probable que limite su potencial dentro de la empresa, perdiendo así oportunidades importantes en su desarrollo», declaró.

Soluciones efectivas a problemas complejos, liderazgo, trabajar en equipo o comunicarse de manera efectiva son cualidades propias de las habilidades blandas. De ellas, el experto reúne 10 habilidades imprescindibles para el éxito profesional.

Inteligencia emocional

Capacidad de reconocer y controlar sentimientos y emociones. Con esta habilidad, será más sencillo tomar decisiones y empatizar con el equipo de trabajo en beneficio de la empresa.

Trabajo en equipo

Habilidad en contribuir con ideas o acciones para complementar el trabajo en equipo, así como fomentar la confianza entre los miembros del equipo.

Salir de la zona de confort

Resolver nuevos retos y responsabilidades para detonar el rol de liderazgo y maximizarlo. De igual forma, buscar nuevas funciones o tareas con motivo de reforzar habilidades diferentes y aumentar la oferta profesional personal.

Trabajar a pesar del conflicto

Encontrar alternativas y soluciones a pesar de existir un conflicto laboral y sacar adelante un proyecto. Mediar un conflicto y proponer alternativas, como una lluvia de ideas, para dar soluciones y llegar a un acuerdo será valorado por la empresa.

Asumir el liderazgo

No será suficiente con tener mayor responsabilidad en el trabajo o ser el jefe. Se debe tener la capacidad inspirar a los miembros del equipo a hacer un mejor trabajo y crear un ambiente de confianza donde los empleados puedan expresarse con seguridad.

Adaptabilidad

Los cambios son impredecibles y ante esto es necesario adaptarse a nuevas formas. Así, será fácil reaccionar ante nuevas metodologías de trabajo, herramientas novedosas, cambios en la organización y crisis.

Gestión de tiempo

Posibilidad de cumplir con el trabajo en los plazos determinados, lo que favorece el bienestar del equipo y evita lidiar con entregas de última hora. También Implica poder evitar distracciones y priorizar deberes.

Manejo del estrés

Establecer actividades en beneficio propio y así reducir la carga emocional. Además de cumplir con tareas a tiempo, es importante no sobrecargar horarios y descansar en momentos libres ayuda a sobrellevar este padecimiento laboral.

Agilidad de aprendizaje

Identificar las necesidades de aprendizaje para crecer profesionalmente, mantenerse motivado e incluso tomar cursos en línea beneficia el desarrollo personal y genera nuevas aptitudes.

Estas habilidades blandas previamente mencionadas ayudarán a crecer laboralmente como personalmente. Su desarrollo puede ser constante y los beneficios son varios, además de ser determinante para la próxima entrevista de trabajo.