Emilio Lozoya: el delincuente consentido

Emilio Lozoya: el delincuente consentido

No perdamos de vista el buen trato y lo generoso que...

199
0
Compartir

… han sido las autoridades con un personaje que causó serios e importantes quebrantos en perjuicio de nuestro país, según se desprende de las carpetas de investigación y denuncias en su contra.

Hay que recordar que Emilio Lozoya y su familia huyeron del país en condiciones óptimas y con todas las facilidades, viajando siempre de manera sigilosa para intentar esconderse bajo la máxima protección, sin embargo, fue detenido en un ambiente de lujo, en una zona exclusiva de Málaga, España, donde solo pueden acceder los grandes magnates capitalistas.

Aún en prisión, nunca se le causó algún desdoro, si acaso podemos decir que fue en Europa el único lugar donde fue sancionado, con un breve encierro, pero poco después, la “respetable” familia Lozoya recibió “la bendición” para iniciar el proceso de extradición con todos los privilegios.

Don Emilio, así nos debemos referir a el “gran señor”, fue traído a México en avión privado, en un vuelo especial que contrasta con el trato que han recibido otros presuntos delincuentes. Ya en México, se le ingresó en uno de los hospitales más caro de la Ciudad, todo con cargo al erario.

Cabe hacer notar que las autoridades españolas afirmaron que Lozoya venía en perfecto estado de salud, pero por supuesto que el viaje siempre cansa y era conveniente que Don Emilio estuviera en una suite, como corresponde al nivel del preso más amado. Gracias Don Emilio por estar en México, ya en arraigo domiciliario con todas las comodidades en su casa de las Lomas de Chapultepec.

Tampoco se le obliga a ir a la cárcel a firmar; se envía un propio para que recoja la firma o bien se hace uso del internet. Nadie se confunda, la ley contempla beneficios para un testigo colaborador, pero no privilegios para un delincuente consentido.