¡Chinches en el Senado de la República!

¡Chinches en el Senado de la República!

192
0
Compartir

Hace unos días, fue noticia la plaga de chinches en el Senado de la República. Y no nos referimos a nuestros pomposos legisladores, sino a los pequeños insectos que se alimentan de la sangre de sus huéspedes.

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia; por ahí le hablan a la senadora Alejandra Lagunes, por la cantidad de faltas que lleva en el recinto legislativo, ha de creer que sigue con su exjefe Enrique Peña Nieto.

Cuidado estimada Ale, ya no estás a cargo de los peñabots y no vaya a ser que con las investigaciones en curso salga manchado tu historial y se vuelva de conocimiento popular tu decorosa y lujosa casa en Vail; dicen que las chinches no sobreviven en la nieve, así que no te preocupes cuando vayas a esquiar, seguramente esos molestos insectos no sobrevivirán, lástima que los viejos vicios sí.

Otra senadora que también aducen tiene tache en asistencia, es Gabriela Cuevas, del PAN, y dejen ustedes las faltas, aunque vaya a sesión no lleva ni una sola iniciativa presentada, ufff no cabe duda que el horno no está para bollos.

Parece que todos los poderes legislativos tienen parecido y aunque en el Congreso de la Ciudad de México no padecen de funestas plagas, si sufren ciertas epidemias que se parecen a langostas, esto por toda la basura que dejan a su paso con tal de ser conocidos; pulula distintas denuncias que la diputada Leonor Gómez Otegui, ha inundado las calles con su publicidad.

El problema, aparte de verla todos los días, es la basura que genera. ¡Ay legisladora, bien dicen que se junta el hambre y las ganas de comer! Post-It: Todos los lunes, Ricardo Sheffield Padilla, el procurador ente garante por la defensa de los consumidores, es invitado para compartir “quién es quién en los precios” y parecen comerciales sacados de una película de Disney, para ser más claro, su parecido con el personaje de Toy Story 2: Al, ya que parece se la pasa vendiendo juguetes.

La pregunta sería si alguna gasolinera le dota de regalías para ser promocionadas cada semana o simplemente le gusta parecer presentador de televisión. Enví