Restauración de manglares ofrece crecimiento económico sostenible

Restauración de manglares ofrece crecimiento económico sostenible

Los ecosistemas costeros generan grandes beneficios económicos

186
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- México es un país vulnerable por su topografía y posición geográfica, particularmente a fenómenos como huracanes e inundaciones potenciados por el cambio climático. Entre las estrategias para mitigar esta situación, se encuentra la protección de ecosistemas de importancia para el crecimiento económico sostenible de México como son los manglares. El país latinoamericano tiene uno de los territorios con mayor área de manglares en el mundo, con aproximadamente 780 mil hectáreas. Esta extensión permite absorber alrededor de 1299.77 metros cuadrados de carbono, equivalente al doble de las emisiones anuales a nivel nacional.

Restaurar manglares es una propuesta atractiva por diversas razones. El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente señala que los manglares pueden funcionar como protectores de ecosistemas adyacentes. Pueden absorber el doble de carbono que los bosques en tierras altas, aproximadamente 1000 toneladas por hectárea, además de brindar protección contra inundaciones y el aumento del nivel del mar. Expertos de la ONG The Nature Conservancy indican, la altura de las olas se puede reducir de 13% a 66% con un cinturón de manglares de 100 metros; y entre 50% y 100% en un cinturón 500 metros.

Económicamente hablando, crean oportunidades de desarrollo que no comprometen la preservación del turismo y empresas locales. De acuerdo al Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, es de dos a cinco veces más barato restaurar manglares que construir rompeolas, además por cada dólar invertido, se genera un beneficio de tres. También su valor por los servicios ecosistémicos que proveen al país es de alrededor de 100 000 dólares por hectárea al año.

A pesar de sus beneficios, los manglares se encuentran altamente amenazados y son muy vulnerables a la deforestación y la extracción desmedida de recursos. Según la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura, el 19% de los manglares del mundo desaparecieron entre 1980 y 2005 y en los últimos 20 años se perdieron 3.6 millones de hectáreas. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente advierte los manglares están siendo destruidos de 3 a 5 veces más rápido sobre el promedio de la deforestación global.

Informes del Instituto de Ecología de México indican en lo que va del siglo XXI se perdió el 60% de la superficie total de manglares a nivel nacional. Además, cada año se pierden alrededor del 0.43% del total de estos ecosistemas debido al turismo y los proyectos de infraestructura. Si esta tasa permanece durante los próximos 25 años, este organismo estiman daños equivalentes a 400 millones de dólares a la economía del país.

Por el potencial de este ecosistema para mitigar el cambio climático y por su amplia distribución en México, existe una gran oportunidad de generar crecimiento económico sostenible en el país. Sin embargo, además de requerir una gran inversión y voluntad política, será necesaria la participación de las comunidades que viven y dependen de estos ecosistemas.