El turismo: crisis y rescate

El turismo: crisis y rescate

Es momento de llamar a la reflexión y solidaridad...

268
0
Compartir

Sin duda uno de los sectores que más se ha visto afectado por la pandemia, en estos largos meses de encierro obligado, ha sido precisamente el turístico; líneas aéreas, hoteles, transportistas y personal diverso que sirve a los viajeros, han sido terriblemente dañados con el drama al que se enfrenta la humanidad, mismo que ni por asomo tiene para cuando terminar.

La prudencia y el temor al contagio mantienen a la mayoría de las personas en sus hogares y sólo un porcentaje mínimo se anima a viajar para divertirse o relajarse; auténticamente nos sentimos prisioneros, irritados y ante ello, buscamos espacios de libertad y descanso, pero siempre con temor; en eso estriba precisamente la actividad turística, el tratar de atender ese hastío.

Como consecuencia tenemos pocos vuelos, cambio de horarios, cancelaciones constantes y lo incorrecto, malos tratos del personal de aire y tierra, lo que definitivamente debe cambiar. Los buenos modales se reclaman con urgencia y los “valientes” turistas deben ser estimulados, forzosamente en lo que implican circunstancias de excepción; en este mismo renglón debe valorarse el servicio de hoteles y otros relacionados; resulta conveniente reforzar la amabilidad y las cortesías no deben faltar.

La comprensión y la empatía es algo que debe imperar sin limitaciones, ni moderación. Po cierto, es lamentable que tal comportamiento no se observe en muchos ámbitos gubernamentales, quienes lejos de favorecer el entendimiento y la flexibilidad, siguen manteniendo conductas soberbias, agresivas en contra de una población cada vez más desesperada. El turismo debe mantener un papel protagónico como el sector que puede rescatar a nuestro país de una debacle económica provocada por la pandemia.