El mundo latino y el sajón en el derecho (2)

El mundo latino y el sajón en el derecho (2)

El manto de los principios generales...

278
0
Compartir

..Del derecho cubre las operaciones mercantiles, lo mismo el famoso Pacta sunt servanda (lo pactado obliga) que el Rebus sic stantibus (las operaciones comerciales se cumplen respetando las condiciones del momento en que se contrajeron), que condenó a Shylock, en El Mercader de Venecia, de Shakespeare. Protege las tipificaciones penales con el célebre “Nulla pena sine lege” y el Quod initio vitisum est, non potest tractus temporis convaleceré (lo inicialmente viciado, no se convalida con el transcurso del tiempo).

Trasciende el derecho internacional con el iconico “Ultra posee nemo obligatur” (nadie está obligado a cumplir El mundo latino y el sajón en el derecho (2) lo imposible), entre muchas otras.

Rige el derecho político hasta nuestros días con el “no se puede ser juez y parte en una misma causa” o el Jus summ cuique tribuere, ( dar a cada quien lo suyo), o el insigne lema ” a confesión de parte, relevo de pruebas”, porque el derecho está siempre ahí, donde se necesita que se exprese. Nosotros tenemos un catálogo de derecho positivo, integrado por decenas de miles de leyes y códigos de los que nadie nunca se acuerda, hasta que tiene que ir a las bibliotecas jurídicas para respaldar sus argumentos de ataque o de defensa.

Con toda seguridad podemos afirmar que no tenemos una vida más sofisticada que aquélla de los países de Europa Occidental y de algunos países latinoamericanos a los que les basta con una repisa de librero para exhibir toda su legislación. No obstante, continuamos produciendo normatividades para atacar la corrupción, cuando todo ya está legislado; somos muy complicados.

No hay cómo preservar las tradiciones jurídicas, aunque alguien nos quiera convencer de otra cosa; mientras lo que no esté en el expediente no exista en el mundo, estamos a salvo de los oportunistas. Debemos preservar el INE y el Trife, en su exacta autonomía.