Arruina a Tabasco error de la CFE

Arruina a Tabasco error de la CFE

Malos cálculos para el desfogue de la presa"Peñitas" de los técnicos a inicios de octubre

233
0
Compartir

VÍCTOR ESQUIVEL/ GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.– En la mañanera Andrés Manuel López Obrador, señaló que el pronóstico es que debido a que ha dejado de llover, el nivel del agua en la presa baje y con esto, las afectaciones.

“Hubo una precipitación histórica, nunca había llovido tanto, hablo de 50 años, a la fecha en el caso de Tabasco, de acuerdo a los registros.”, dijo. Y es que los errores en el cálculo para el desfogue de la presa «Peñitas», por parte de los técnicos de la CFE a inicios de octubre pasado y nuevamente en noviembre, ocasionaron afectaciones a más de 300 mil familias tabasqueñas y pérdidas por arriba de los ocho mil 061 millones de pesos.

La Comisión Federal Electricidad (CFE) se ha convertido en un enemigo para los tabasqueños debido al mal manejo que ha tenido durante muchos años el Sistema de Presas del alto Grijalva, sin embargo, en este año la saña fue mayúscula, de tal suerte que Tabasco está a punto de sufrir dos inundaciones por extracciones en un sólo mes, cuyo saldo es de más de 300 mil personas afectadas, está última ya suma 90 mil damnificados.

Cabe señalar que incluso la empresa productiva del Estado, ha reconocido que sí hubo un problema en el manejo de la presa Peñitas, porque hubo una equivocación en el cálculo que se hizo desfogando hasta mil 350 metros cúbicos por segundo, pensando que la cantidad de lluvia sería mucho mayor y pondría en riesgo a la presa misma.

Cuestionado al respecto, el exdirector de emergencias de la Conagua, Antonio Dávila Capiterucho, consideró que estas condiciones son consecuencia del mal manejo de las presas que consiste en haber retenido el agua y luego liberarla de golpe sin necesidad.

“Es decir, si sabes que te viene un fenómeno y traerá una lluvia intensa, empieza a soltar el agua y no la sueltes de golpe cuando ya tienes el temporal encima, eso fue lo que ocurrió a principios de octubre y ya vimos los daños que causó” dijo el especialista.

El error de cálculo de los técnicos de la CFE supone pérdidas graves para las familias tabasqueñas y es que mínimamente cada familia damnificada registró pérdidas por arriba de los 25 mil pesos, si se considera que haya perdido su comedor ($2,000), sofá y otros muebles ($4,000), colchones ($3,000), lavadora ($5,000), refrigerador ($7,000) y hasta su televisión ($4,000).

Por otro lado, más de 500 familias reportaron a alguno de sus integrantes enfermos a causa de la estancia prolongada en el agua estancada, ya sea en las vías respiratorias, sabañón, micosis o, males gastrointestinales, cuyo gasto promedio en atención médica fue de mil pesos por familia, es decir 500 mil pesos el gasto conjunto.

Asimismo, se estima que más de 7 mil familias han tenido que realizar gastos para proteger su casa con la compra de blocks, cemento, contratación de albañil, compra de tarimas o simplemente para el traslado de sus muebles o la renta de un cuarto en zona alta, con un gasto de 3 mil pesos en promedio por familia y de 21 millones de pesos el gasto conjunto.

A las pérdidas se suman también las afectaciones a más de mil 200 micro, pequeños y medianos comerciantes en el estado con pérdidas en promedio por 150 mil pesos cada uno, lo que supone un total de 180 millones de pesos en pérdidas conjuntas. Más de 8 mil productores agrícolas y ganaderos resultaron afectados en la entidad, con 20 mil pesos en pérdidas en promedio por productor