Recomendaciones para evitar ser víctima de fraudes en compras en línea, durante...

Recomendaciones para evitar ser víctima de fraudes en compras en línea, durante el «Buen Fin 2020»

191
0
Compartir

MÉXICO.- Al iniciar el Buen Fin, autoridades capitalinas prevén que en esta edición el porcentaje de compras vía internet se incrementará considerablemente debido al confinamiento por Covid-19.

Por ello, la policía cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana emitió recomendaciones para evitar que los usuarios de la red pública de Internet sean víctimas de delitos cibernéticos, ya que en esta edición se contempla una mayor interacción en compras en línea.

El Buen Fin, tiene el objetivo de reactivar la economía mexicana, pero la mayoría de las compras se realizarán por línea, debido a que aún existen restricciones de venta en establecimientos, derivado del semáforo epidemiológico que permanece en color naranja con alerta.

A partir de este 9 y hasta el 22 del presente mes, la ciudadanía tendrá acceso a artículos, productos y servicios con descuentos, ofertas y promociones, por lo que antes de cualquier pago con tarjetas bancarias, deberá verificar con su institución crediticia, las garantías de seguridad y servicios directos, en caso de cualquier incidente con sus cuentas.

Una de las recomendaciones es realizar compras con un dispositivo de confianza, es decir, un teléfono, computadora, tablet o algún otro que sea personal, con el fin de evitar que queden registradas las contraseñas que puedan ser utilizadas por alguien más.

En el ciberespacio, los usuarios deben verificar que se encuentren conectados a una red de Internet privada y tener activado el antivirus para evitar ventanas emergentes o robos de contraseñas; verificar que la página donde se pretenda hacer una compra sea segura y contar con una cuenta activa, con la finalidad de evitar llenar campos sospechosos con los datos de sus tarjetas bancarias u otros datos que vulneren su información personal.

Además, el usuario debe prestar atención de que las páginas a las que accedan inicien con “https”, en caso de no contar con la letra “s”, se debe revisar que la tienda cuente con un domicilio físico, números de teléfono, así como leer las políticas de privacidad y términos de garantía.