La Biotecnología es democrática, la aplican pequeños, medianos y grandes productores

La Biotecnología es democrática, la aplican pequeños, medianos y grandes productores

297
0
Compartir

Redacción
Grupo Cantón

Al participar en el Foro Biotecnología: Impactos Futuros para el País, Alfredo Herrera Estrella, Director de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav, destacó que con la biotecnología se puede hacer un uso efectivo de la biodiversidad del país, tanto para obtener insumos como para el mejoramiento de cultivos.

Durante el evento, organizado por la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados, el investigador mencionó que la disciplina permite hacer trazabilidad, es decir, identificar y hacer un seguimiento de diversas especies para evitar su robo promoviendo su protección, identificar su posible contaminación, además de observar, acelerar y mejorar procesos para el diagnóstico, detección de transgénicos o enfermedades, entre otros aspectos.

Sostuvo que la biotecnología democratiza porque se ha demostrado fehacientemente como su aplicación se puede dar a nivel de pequeño, mediano y gran productor, siempre tomando en cuenta que responde a protocolos de bioseguridad, diseñado para ser muy estrictos con los organismos genéticamente modificados.

Señaló que sin apoyo en esta área de conocimiento “tendremos un país pobre, con un desarrollo social estancado y seguiremos siendo esclavos tecnológicos del resto del mundo”.

Además, aseguró que sin un desarrollo adecuado de la biotecnología en el país el impacto sería tener una creciente dependencia alimentaria, porque se estaría pagando por importar alimentos, los agricultores perderían competitividad, se generaría una pobreza creciente y la nutrición en la población seguirá siendo precaria.

Consideró que sin apoyo a la biotecnología se presentará una dependencia y un rezago tecnológico cada vez mayor, porque se seguiría importando; también, aumentaría el deterioro ambiental especialmente en la biodiversidad y se tendría para el futuro un país pobre, a causa de un desarrollo social estancado.

Alfredo Herrera comentó que los tres principales retos a futuro en el campo de la biotecnología son la alimentación, el medio ambiente y la energía: el primero, por el crecimiento exponencial de la población y su demanda de nutrimentos que ponen en riesgo la seguridad alimentaria, por lo cual debe ser una prioridad.

El segundo, el medio ambiente, porque se enfrenta el cambio climático, una de las grandes preocupaciones de la humanidad, con sus implicaciones en el modo de vida actual y en donde atender los pequeños cambios de tolerancia a altas temperaturas en las plantas, ya pueden considerar un triunfo.

El tercer retro es obtener nuevas fuentes de energía que no se agoten, sean limpias y propongan sistemas sostenibles de producirla, para que permitan mantener la forma de vida actual, de lo contrario se debería optar por otra.

De acuerdo con el investigador, la biotecnología en la agricultura permite resolver problemas productivos muy serios, entre ellos generar mejores semillas, más tolerantes a factores ambientales e incluso a plagas y enfermedades; también permite reducir el uso de químicos tóxicos para la naturaleza y hacer uso de la fertilización natural, a través de microorganismos que ayudan a las plantas a utilizar diferentes compuestos para crecer de manera adecuada.

Se puede decir que todos los insumos que se requieren en la agricultura se obtienen mediante la biotecnología: la remediación de suelos, biofertilización o abonos orgánicos, compostaje, estimulantes de crecimiento, herbicidas y bioinsecticidas, entre otros, son productos de esta disciplina, de ahí su importancia en México y otros partes del mundo.

Durante su exposición se destacó la aportación del país en la generación de diversos productos y procesos biotecnológicos como el desarrollo de plantas capaces usar fosfito para su fertilización, con lo cual se reduce la contaminación y se protege un recurso finito como el fosfato, incluso, en el Cinvestav se ha conseguido plantas de maíz tolerantes a sequía.

Finalmente, Alfredo Herrera Estrella manifestó que con el uso de la biotecnología México protege diversas especies vegetales de su megabiodiversidad por ello con diferentes colaboraciones internacionales ha logrado la elucidación genomas como el del aguacate chile, frijol, maíz, agave, papaya o la vainilla, generando un conocimiento que va a permitir su preservación y aprovechamiento.

En su oportunidad, Jaime Ortega López, investigador del Cinvestav y presidente de la Sociedad Mexicana de Biotecnología y Bioingeniería, se pronunció por impulsar esta área del conocimiento y llevar sus beneficios a la sociedad, con el compromiso de trabajar en el diseño de políticas que la promuevan y en diseñar estrategias de comunicación con la sociedad con el propósito de discutir cualquier tema que pueda causar preocupación.

“La Biotecnología en México significa más de 40 años de trabajo de científicos y tecnólogos mexicanos, que junto a instituciones de educación superior, han consolidado esta disciplina científica. Como área importante del conocimiento seguirá su desarrollo en el mundo y su desacreditación en el país solo aumentará nuestro rezago y dependencia tecnológica; el mayor riesgo es no utilizarla, promoverla y desarrollarla”, aseguró Ortega López.