Suman dos meses más sin justicia

Suman dos meses más sin justicia

Al mediodía de ayer, Silvia, mamá de Alan Castillo, junto con Roberto y Marcela, padres de la pequeña Lía, cerraron Reforma

222
0
Compartir

DANIEL MONCADA/ GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.– A más de dos meses de que familiares de víctimas de la violencia estructural que aqueja al país, tomaran y abandonaran la sede de la CNDH, al medio día de ayer, en medio de una evidente desesperación, cerraron la avenida Reforma a la altura de El Caballito, para exigir de nueva cuenta justicia por sus hijos.

Durante los primeros minutos de la protesta, decenas de elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad Ciudadana desplegaron un operativo, aunque sólo estuvieran en la protesta Silvia Castillo, la mamá de Alan Ibarra, quien fue desaparecido e incinerado; acompañada de Marcela Alemán y Roberto Cuello, los padres de Lía, víctima de violación –ambos–, en San Luis Potosí. Ahora se encuentran en situación de desplazados en la Ciudad de México –acusan–, ante una situación de abandono por parte de la justicia mexicana.

Tras más de cinco horas de protesta, la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra, no acudió al llamado de Silvia, Roberto y Marcela, aunque ya se había difundido su exigencia a través de los medios de información.

Al cierre de edición, Roberto Cuello confió a Grupo Cantón que pese a trasladarse a la Secretaría de Gobernación, ni siquiera algún representante les dio la cara para atender sus demandas.