Amalia Hernández, inmortalizada en un billete de lotería

Amalia Hernández, inmortalizada en un billete de lotería

A 20 años de su partida, la famosa Institución le rinde homenaje a la musa del ballet folklórico de México

313
0
Compartir

RAFAEL SUÁREZ / GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- El cuatro de noviembre del año 2000, Amalia Hernández dejó de existir a los 83 años de edad. Su muerte dejó un importante vacío en el Ballet Folklórico de México, pero dio un legado a toda la humanidad que perdura hasta nuestros días.

Es por esta razón que La Lotería Nacional dedica su sorteo De Diez 287, a la fundadora del Ballet Folklórico de México en su vigésimo aniversario luctuoso. Dicho evento se llevará a cabo este miércoles en la famosa Institución. En exclusiva para Grupo Cantón, el director General del Ballet, Salvador López dio los detalles.

“Es un honor para nosotros saber que la Lotería Nacional otorgue un enorme homenaje a Amalia Hernández en su vigésimo aniversario de su muerte. La lotería es parte de nuestras tradiciones, este es un momento histórico, es un orgullo que la Lotería conmemore a personajes históricos”, dijo Salvador.

López también compartió que no descarta la posibilidad de que muy pronto se reanuden las funciones del ballet con sana distancia “Estamos esperando que las autoridades nos dejen dar funciones con sana distancia. Por lo pronto ya estamos con los ensayos de lo que será la temporada navideña. El público está muy al pendiente, nos piden que hagamos estas galas, lo más seguro es que sean en el Castillo de Chapultepec o en recinto de Bellas Artes”, dijo el Gerente del Ballet.

SABÍAS QUE…

El ballet de Amalia Hernández pretende hacer shows en línea para que gente de todo el mundo pueda apreciar nuestro flolklor.

¿QUIÉN FUE AMALIA HERNÁNDEZ?

Amalia Hernández, quien diera a conocer el folklore nacional ante el mundo, nació el 19 de septiembre de 1917 en la CDMX. Desde muy pequeña mostró gusto por el baile; sus padres, aunque un tanto renuentes a sus inclinaciones artísticas, decidieron que tomara clases particulares y así se perfiló su carrera de bailarina.

Amalia incursionó probablemente en todas las ramas dancísticas: clásico, ritmos indígenas, danza contemporánea, danza española, danzas orientales, entre otras. Además estudió teatro con Seki Sano y arte mexicano con Miguel Covarrubias.

En la década de 1950 creó su propio grupo, el Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández, que inició su trayectoria como representante del folklore mexicano. Su destacada labor en esta rama del arte llevó a que Amalia Hernández recibiera varios reconocimientos nacionales e internacionales; como son: la Legión de Honor de París; el Premio Elías Sourasky, Premio Nacional de Ciencias y Artes y Premio Tiffany, por decir algunos..