¡Delatar a otros para salvarse!: Lozoya y Zebadúa

¡Delatar a otros para salvarse!: Lozoya y Zebadúa

El propio Zebadúa habría acudido a las instalaciones de la FGR para ofrecer su colaboración con las investigaciones sobre el caso de La Estafa Maestra

309
0
Compartir

MÉXICO.- Emilio Zebadúa, ex oficial mayor de Sedesol durante la gestión de Rosario Robles, imitó los pasos de Emilio Lozoya al volverse testigo protegido y ofrecer información a la Fiscalía General de la República (FGR) sobre los desvíos de recursos para las campañas electorales del Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Zebadúa González se encuentra bajo investigación, debido a que durante su cargo en la Sedesol, presuntamente operó la contratación y supervisión de convenios con universidades, por medio de diversos servidores públicos.

Sin embargo, el propio Zebadúa, según Reforma, habría acudido a las instalaciones de la fiscalía para ofrecer su colaboración con las investigaciones sobre el caso de La Estafa Maestra, a fin de obtener inmunidad penal y volverse testigo protegido.

En una primera declaración supuestamente habría afirmado que Peña Nieto estuvo involucrado en la red de desvíos. Incluso habría ofrecido detallar los recursos desviados por parte de las dependencias encabezadas por Rosario Robles.

De acuerdo con Animal Político, el ex funcionario se ha fijado esta opción tras perder los juicios de amparo que le permitieron, durante más de un año, no pisar la cárcel o siquiera comparecer ante un juez para que le imputara los cargos correspondientes al desvío de recursos, a diferencia de Robles Berlanga, que tras acudir al citatorio fue aprehendida y llevada a prisión preventiva para evitar que se de a la fuga.

Reportes de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) mostraron que el grupo de funcionarios de Zebadúa estaba ligado a través de empresas, propiedades y conexiones políticas, además de que este se trasladó casi íntegro entre las dependencias bajo sus órdenes y fue pieza clave para operar la contratación y supervisión de los convenios de La Estafa Maestra, mediante la cual, 11 dependencias usaron 128 empresas fantasma para desaparecer 7,760 millones de pesos.

Los servidores públicos implicados en este caso fueron Claudia Morones Sánchez, Enrique Prado Ordoñez y Sonia Zaragoza González, quienes actualmente también son investigados por autoridades federales.

Los tres ocuparon puesto en la Sedesol. En la división de Recursos Materiales y Servicios Generales, Sonia Zaragoza estaba encargada de la administración de bienes materiales; mientras que Claudia Morones y Enrique Prado tenían funciones en la adjudicación de contratos y la licitación y administración de bienes, según información del portal Declaranet.

 

Emilio Lozoya

 

Los documentos oficiales mostraron, además, que Emilio Zebadúa, Enrique Prado y Sonia Zaragoza firmaron convenios y anexos con la Universidad de Morelos, mismos que la Auditoría Superior de la Federación señaló como parte del mecanismo de desvío de 3,000 millones de pesos.

Emilio Ricardo Lozoya Austin, era uno de los hombres más cercanos a Enrique Peña Nieto. Se desempeñó como director de Pemex de 2012 al 2016 y antes de terminar su gestión, fue acusado por los delitos de cohecho, defraudación fiscal y lavado de dinero.

Durante su administración ocurrieron varios casos de corrupción como el de Odebrecht

Durante su administración al frente de la ahora empresa productiva del Estado, ocurrieron varios casos de corrupción como el de Odebrecht, la compra de Agronitrogenados y Fertinal, así como el de La Estafa Maestra, en donde se desviaron 83 millones de pesos a través de empresas fachada.

De acuerdo con el gobierno federal, en diciembre de 2013, Lozoya Austin presuntamente recibió sobornos por 5 millones de dólares de manos del gigante de la construcción brasileña Odebrecht para que le fuera adjudicado el proceso de modernización de la refinería de Tula, Hidalgo. En total, cinco presuntos sobornos habrían sido transferidos entre 2013 y 2014, lo cual coincide con las fechas clave de la asignación de un contrato con Pemex por 1,436 millones de pesos en la refinería de Tula.

 

Pero oficialmente, el caso contra Lozoya se centra en la polémica compra que hizo Pemex de la planta de fertilizantes de Agronitrogenados, propiedad de Altos Hornos de México (AHMSA), por la que habría pagado por cerca de 500 millones de dólares cuando estaba valuada en unos 50 millones de dólares, una suma que, según los analistas, estaba drásticamente inflada y provocó pérdidas millonarias a la petrolera.

Después de que se dieron a conocer estos hechos, Emilio Lozoya escapó de México, pero ante el asedio judicial, lanzó serias acusaciones contra el ex presidente Peña Nieto.

Lozoya Austin aseguró que el mandatario, el ex secretario de Hacienda Luis Videgaray y el expresidente del Consejo de Pemex y exsecretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, avalaron la compra de Agronitrogenados. Incluso pidió que el ex presidente fuera citado a declarar como testigo.

Luego de permanecer nueve mese prófugo, Lozoya Austin fue detenido en una de las zonas más exclusivas de la provincia de Málaga, España, el miércoles 12 de febrero. Este jueves un juez ordenó la prisión provisional incondicional (sin libertad bajo fianza) ante el inminente riesgo de fuga.