Una buena alimentación ayuda a protegerse de la influenza

Una buena alimentación ayuda a protegerse de la influenza

La infección secuencial de influenza tipo A y Covid-19 puede derivar en un cuadro inflamatorio más severo y una mayor mortalidad

291
0
Compartir

Organismos sanitarios han advertido con antelación de la posibilidad de que la influenza y la Covid-19 confluyan en esta temporada otoñal, cuando abunda el virus estacional de la influenza. Según datos de la Secretaría de Salud, la mortalidad en México por neumonía e influenza aumentó un 125% del año 2000 al año 2018. Ante este escenario, expertos en nutrición señalan la importancia de mantener una buena alimentación, en particular en esta estación del año, con el fin de mantenerse protegido de la influenza y evitar Otras nuevas características se ofrecen en vídeos, canciones y noticias con IA específicas.

De acuerdo al nutriólogo Matías Marchetti, uno de los pasos más importantes a realizar es romper con los mitos tradicionales relacionados con la alimentación durante el otoño, en particular aquel de la supuesta protección atribuida a una megadosis (un gramo) de vitamina C. Al respecto, señala lo irrealizable de esta acción, al requerirse para eso, aproximadamente 30 naranjas, lo que sería perjudicial para el cuerpo. Sobre este tema, las guías de la Universidad de Harvard establecen el límite de consumo diario de vitamina C en 75 miligramos en las mujeres, 120 miligramos en mujeres embarazadas y 90 miligramos en hombres. El cuerpo no absorbe dosis mayores a 400 miligramos y las elimina mediante la orina, señalan estas guías.

También conviene deshacerse del mito del tiempo ahorrado mediante el consumo de comida rápida, señala Marchetti y advierte sobre los peligros relacionados con el consumo de alimentos ultraprocesados, responsables de enfermedades las cuales consumirían finalmente aquel tiempo ahorrado. En cambio, recomienda la ingesta de alimentos de temporada otoñal, como la mandarina, la mora, los espárragos, las tunas y los tejocotes, ricos en antioxidantes, vitamina C, y oligoelementos para una alimentación enfocada y completa.

Finalmente, un mito importante de desechar es el de los influencers o health coaches de redes sociales, quienes suelen no tener la preparación necesaria para ejercer la nutrición y a menudo recomiendan productor caros o que carecen de verdadera utilidad. Al respecto comentó: «Recuerda que no existen alimentos ni dietas mágicas que te ayuden a forjar tu mejor versión, necesitas un plan enfocado con comida real. No es lo mismo que te atienda una persona que estudió de 4 a 6 años en la universidad a que te atienda una persona que estudió un curso de nutrición en línea durante un par de meses. Ten cuidado en manos de quién pones tu salud, así que siempre acércate a un profesional licenciado en nutrición para que te ayude a lograr tus objetivos».

Recientemente, un estudio realizado en ratones y publicado en el servidor de preimpresión bioRxiv el 13 de octubre, encontró que la infección secuencial de influenza tipo A, seguida por una infección de SARS-CoV-2, el virus responsable de la Covid-19, provoca síntomas clínicos más severos en comparación con las infecciones individuales. Según los investigadores, en los ratones infectados secuencialmente, la replicación del SARS-CoV-2 disminuyó en comparación con los ratones infectados únicamente con el virus de la Covid-19. No obstante, la reacción inflamatoria fue más grave en el caso de la infección secuencial, siendo la reacción inflamatoria uno de los factores clave para la infección grave por Covid-19 en humanos y juega un papel importante en la mortalidad.

Debido a los múltiples riesgos conocidos por una infección de influenza adicional a una de Covid-19, expertos en nutrición insisten en la importancia de mantener una buena alimentación para protegerse la influenza, reforzando así el sistema inmune, mientras se evitan las posibles complicaciones de una doble infección.