Mexicanos consumen al año más de 19 kilos de pan industrializado

Mexicanos consumen al año más de 19 kilos de pan industrializado

Estos productos aportan calorías vacías y son, en general, muy altos en grasas y azúcares

311
0
Compartir

Juan R. Hernández/ Grupo Cantón

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo con un estudio consultado por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO), México se ha distinguido por ser un país afín al consumo de panes y pastelillos industrializados, lo cual puede estar relacionado con los malos hábitos alimenticios que han hecho que los índices de obesidad y sobrepeso no dejen de aumentar y que más del 75% de la población sufra de estas enfermedades.

Asimismo, se revela que nuestro país ocupaba, en 2013, el primer lugar mundial en consumo de pasteles y postres, al ingerir 19.9 kilogramos al año de estos productos, los cuales son especialmente populares como parte del desayuno, snack o colación, y son sobre todo los niños y adolescentes los que los prefieren.

En la investigación se señala que el 33.1% de la población consume pan dulce o pastelillos empaquetados en su primera comida. Los más socorridos son las Donas Bimbo (15.5%), los Panqués de la misma marca (11.8%) y las Mantecadas, también de Bimbo (10.9%) (2) .

Sin embargo, el problema es que estos productos aportan calorías vacías y son, en general, muy altos en grasas y azúcares.

Un estudio del Laboratorio de la Procuraduría Federal del Consumidor informa que los pastelitos dulces empacados contienen entre 117 a 232 calorías por porción y aportan entre 11.6 a 21.6 gramos de azúcar.

Por ejemplo, productos como los Submarinos Marinela, que el 0.9% de los mexicanos consume en el desayuno, contenían 146 miligramos de sodio al momento del estudio. Si se consumiera el paquete completo, de tres pastelitos, ingresarían 438 mg de sodio al organismo, o lo que es lo mismo, el 21.9% de la ingesta diaria de sodio recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un Gansito, también de Marinela, consumido por el 2.3% de la población en el desayuno, contenía 21.6 gramos de azúcar, es decir, el 86.4% de los azúcares diarios recomendados por la OMS.

A pesar de que la oferta de la industria panificadora consta de productos que no son saludables en grandes cantidades, México es el octavo mercado mundial para estos productos, y el segundo más grande de América Latina