Matan a enfermera y la sepultan en su casa

Matan a enfermera y la sepultan en su casa

Se sospecha que el autor material del crimen es su pareja

416
0
Compartir

REDACCIÓN/GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.-Dos perros fueron fundamentales para esclarecer el feminicidio de una enfermera, ya que localizaron su cadáver enterrado en su propio domicilio; el principal sospechoso del crimen es su pareja sentimental.

La mujer, identificada como Marilú Camacho Zaragoza, de 50 años de edad y profesión enfermera, tenía tres semanas desaparecida, por lo que su hermano y su hija se abocaron a buscarla.

Su pareja sentimental, Saúl Ramírez Flores, dijo a la policía que Marilú había salido de la casa y simplemente ya no volvió, sin embargo, un par de perros comenzó a rascar en el interior del inmueble que habitaba la hoy occisa y descubrieron que la víctima se encontraba enterrada en su propia casa.

El principal sospechoso del crimen es Saúl Ramírez, quien inventó que la enfermera solía desaparecerse y que ya se había ido de la casa en tres ocasiones. Los estudios de los peritos revelan que la mujer, quien trabajaba en el Instituto Nacional de Pediatría, tenía más de dos semanas muerta, lo cual coincide con el día de su desaparición.

Cabe señalar que fue el propio Saúl quien se presentó ante las autoridades a denunciar la desaparición de su pareja.