Patricio Razo salió fortalecido

Patricio Razo salió fortalecido

El gimnasta mexicano comparte que Exatlón para él fue la prueba de sobrevivencia; recargó pilas para intentar cosas más extremas, pero con la mira puesta en trascender en su deporte, representado a México

345
0
Compartir

RODRIGO MOJICA/ GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- La competencia está en la supervivencia, en la adaptación a escenarios y situaciones poco comunes, o tal vez apenas llevaderas.

A lo largo de varios relatos, todos casi siempre apuntan al sí se pudo, o quizás a la valoración de lo mucho o poco que cada uno de los protagonistas pudo dejar afuera, en el que podría considerarse el mundo real, pero Patricio Razo, quien abandonó hace algunos días el Exatlón siendo parte de la disciplina Azul, de alguna manera rompe con la media, pues él más bien valoriza este capítulo como uno inmerso en la sobrevivencia.

El gimnasta mexicano, quien tiene en su lista de presunciones los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014, prioriza sobre todo ese punto de entender la vida lejos de las comodidades, en una isla bellísima, pero con mínimas opciones de acercarse un poco a la cotidianidad.

“Exatlón no es un competencia totalmente, porque en cualquiera, para cualquier deportista, llegas a la zona, al estadio, participas, y te vas; aquí nunca se acaba, porque llegabas a correr, pero también esta esa parte de cómo sobrevives, o cómo te mantienes durante el día con la poca comida, con el descanso, con las condiciones malas. “Es más una prueba de resistencia, no gana el más rápido o el más fuerte, sino el que más aguanta, el que más resiste, es difícil la comparación con el deporte o una disciplina de alto rendimiento, pero sí está al nivel de exigencia”.

Y, a partir de esa actitud de que pudo engrosarse entre los deportistas que se adecuaron a las exigencias y carencias que por naturaleza y autenticidad tiene el programa, Pato comparte en entrevista con Grupo Cantón que todo lo que sorteó pudo superar sus expectativas. “De hecho, fue mucho mejor de lo que me contaron, y mucho mejor de lo que yo me esperaba; obviamente, lo que había visto y me contaron, ya era muy bueno, pero resultó mejor incluso el 24/7, en todo momento estamos experimentado”.

LA ELIMINACIÓN

Patricio se mantuvo por más de un mes en el reality y, aunque no fue el de menos rendimiento en su Equipo, con la decisión de que tres tendrían que irse al reto de eliminación, la suerte apuntó a que debería luchar por la salvación con Pascal Nadaud y David Juárez, resultando en su salida, situación que ahora mismo toma con filosofía.

“Son sentimientos encontrados, me siento bien porque ya estoy con la familia, regresar a la normalidad; a la vez me siento extraño, porque ya tengo un celular; pero también da mucha nostalgia cuando veo el programa en las noches, porque me gustaba mucho estar ahí. “He escuchado de muchas personas, que no les pareció mi salida, no les parece justa, pero fue una decisión difícil, y a final de cuentas alguien se tenía que ir, y la expulsión la disfruté como pude. Me fui satisfecho, contento porque di lo mejor que pude, y simplemente ellos fueron mejores”.

RECARGADO

Razo comparte que, aun cuando no estaba totalmente en pausa, respecto a su actividad deportiva, la noticia de que era elegible le dio para ponerse más activo. “Estaba en un punto medio, no entrenaba como tal gimnasia, pues ya sabes, con la cuarentena todos los gimnasios se cerraron, incluido donde entrenaba, no podía ir, y mis aparatos nos los podía tener en casa.

“De cierta manera había mantenido una rutina, estaba activo, no tan activo como en los días normales, y en el momento que me avisan que fui elegido, me puse a practicar en específico la puntería, que es importante, dejando de lado la resistencia, velocidad y condición física”. Finalmente, respecto a lo que viene para él, siempre priorizando la gimnasia, revela que tiene ganas de intentar cosas diferentes.

“En este momento, deportivamente tengo muchas ganas de probar cosas nuevas, Exatlón me inyectó las ganas de hacer cosas al aire libre, extremas, que te sacan de tu zona de confort; como aventarme de un paracaídas, de bucear, de aprender a escalar bien, de aprender a esquiar en agua, pero al mismo tiempo, cuando todo se reactive, ver qué sigue en mi carrera como gimnasta, pero seguiré muy activo”.