Demandarán a Carlos Joaquín ante la Suprema Corte

Demandarán a Carlos Joaquín ante la Suprema Corte

259
0
Compartir

+ El diputado Roberto Erales acusa que no se tomó en cuenta a legisladores porque el gobernador busca tapar el saqueo que hizo a través de Manuel Alamilla. Aprueba el Congreso controversia constitucional por desaparecer la Oficialía Mayor.

+ El diputado local Hernán Villatoro presentó hace tres meses la propuesta para que el Poder Legislativo presentara una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación

+ Ayer los legisladores turnaron la petición a la Jugocopo para que se continúe con el procedimiento

+ La Oficialía Mayor se fusionó a la Sefiplan, supuestamente para optimizar recursos

RAFAEL SANTIAGO
GRUPO CANTÓN

CANCÚN. A casi tres meses de que el diputado Hernán Villatoro presentara la propuesta para que el Congreso presentara una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) debido a que se violentó la normatividad legal al desaparecer el gobernador del estado la Oficialía Mayor de forma intempestiva y sin tomar en cuenta al Congreso del Estado, ayer por fin los legisladores turnaron la petición a la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) para que se continúe con el procedimiento.

En el boletín del Congreso del estado se menciona que “En la sesión, se aprobó, con modificaciones, un punto de acuerdo de obvia y urgente resolución, para que la JUGOCOPO analice la viabilidad jurídica de presentar ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una controversia constitucional ante la inminente invasión de competencia del Poder Ejecutivo del Estado”.

El gobernador violentó toda normatividad, al no tomar en cuenta al Poder Legislativo y “emitir el Acuerdo por el cual se Instruye el Fortalecimiento de la Secretaría de Finanzas y Planeación, para la simplificación de la administración pública centralizada, realizado por el Gobernador del Estado de Quintana Roo Ejecutivo, publicado el día 08 de julio de 2020, en el Periódico Oficial del Estado”. En esta publicación se desapareció la oficialía mayor y se fusionó a la Sefiplan, supuestamente para optimizar recursos.
Esto fue la razón de un acalorado debate generado por el acuerdo presentado por la diputada Ana Pamplona Ramírez y los diputados Roberto Erales Jiménez y Hernán Villatoro Barrios, del grupo legislativo del Partido del Trabajo, en torno a la procedencia o no de dicho recurso legal”.
Con 21 votos a favor, dieron revés a la decisión del entonces presidente de la Mesa Directiva, José Luis Guillén López, quien había archivado el recurso presentado por Roberto Erales Jiménez y Hernán Villatoro Barrios. Estos legisladores han reiterado que dicha desaparición, solamente era una forma de ocultar, lavar o esconder la corrupción del ex titular de la Oficialía Mayor, Manuel Alamilla Ceballos, quien fue puesto en ese lugar por el medio hermano del gobernador Carlos Joaquín, Pedro Joaquín Coldwell.

Los joaquines se ha visto involucrados en todo tipo de escándalos desde el financiamiento por Odebrecht de la campaña de Carlos Joaquín, hasta los robos que hizo Pedro con el caso de agronitrogenados, donde desaparecieron centenares de millones de dólares.

Así que Carlos invadió las competencias del poder legislativo al ordenar desaparecer la oficialía mayor, pero en fondo, lo que se trata es de lavar los enredos financieros que se presentaban ahí y que eran motivo de continuas denuncias. Y aunque se mencionaba que le pedirían cuentas, por lo menos por unos 300 millones de pesos, lo cierto es que hasta ahora solamente se han despedido a trabajadores y se han empezado a cuadrar las cifras.

Para los diputados petistas la verdadera razón es tapar la cloaca y por ello no se midieron en tomar todo tipo de decisiones, pensando que podían pisotear congreso. Pero ahora se ha dado un paso importante para que se tome en cuenta a legisladores y con ello lograr que se hagan cuentas claras de un gobierno que tiene en la mayoría de los cargos importantes a puros fuereños que ven a Quintana Roo como tierra de conquista y vienen a saquearlo todo, tal como denunció el Frente Cívico el martes por la tarde.