Urticaria crónica, padecimiento que provoca depresión y aislamiento en el enfermo

Urticaria crónica, padecimiento que provoca depresión y aislamiento en el enfermo

Se caracteriza por la aparición espontánea o sin razón aparente, de ronchas, picazón constante, en ocasiones dolor y presencia de líquido

253
0
Compartir

Juan R. Hernández/ GRUPO CANTÓN

CIUDAD DE MÉXICO.- La urticaria crónica espontánea o idiopática (UCE, por sus siglas en español) es una enfermedad que se manifiesta en la piel y sus síntomas tienen un fuerte impacto en la calidad de vida.

Se caracteriza por la aparición espontánea o sin razón aparente, de ronchas, picazón constante, en ocasiones dolor y presencia de líquido.
Los síntomas suelen ser recurrentes por 6 o más semanas. Actualmente se desconoce la causa especifica de la UCE, solo que es una reacción o activación del sistema inmune a un factor con el cual se tuvo contacto.

La UCE es una enfermedad que afecta multidimensionalmente a los pacientes, ya que los síntomas invaden el cuerpo humano provocando en las personas depresión, aislamiento social, ansiedad y cambios emocionales por la aparición de ronchas en la cara, genitales, manos, lengua y pies. Además, afecta el ciclo del sueño por la comezón (prurito) nocturna.

Si bien muchos de los síntomas se resuelven en 24 horas, se desarrollan nuevas lesiones de forma continua, en diferentes formas y tamaños, ronchas con halo eritematoso y centro pálido, éstas pueden presentarse de forma aislada o asociadas, con comezón intensa, inflamación y dolor quemante que empeora por la tarde y noche.

Hasta el momento, no existe un tratamiento que haya logrado la completa remisión y control de los molestos síntomas de la urticaria, de la forma más rápida y segura posible. De hecho, se ha comprobado que un 50% de los pacientes no responde al tratamiento convencional con antihistamínicos, los cuales han provocado en algunos casos urticaria o empeoraron la enfermedad ya existente.

Dado ese panorama, industria farmacéutica desarrolló un anticuerpo monoclonal humanizado que disminuye la generación continua de las células secretoras de la inmunoglobulina E (IgE), una sustancia que produce el organismo en reacción a un factor alérgeno. Por lo que, inhibe a los alérgenos y de esta forma la liberación de factores proinflamatorios.

La Dra. Lorena González, líder del Área Médica de Respiratorio en Novartis, puntualizó que “en los estudios clínicos, este tratamiento demostró en un 33.7% de los pacientes una mejora significativa de la urticaria y la comezón (prurito) en la semana 12. En muchos casos, desaparecen completamente los síntomas de la urticaria crónica espontánea en adultos y adolescentes mejorando su calidad de vida”.

Al ser una enfermedad progresiva, el diagnóstico temprano tiene gran repercusión en la calidad de vida de las personas con UCE. Al asistir con un especialista; dermatólogo o alergólogo; se hace una revisión clínica exhaustiva para determinar el tratamiento adecuado para el paciente. En este diagnóstico se consideran los factores desencadenantes, tiempo de evolución, la frecuencia y duración de la roncha, si hay variación durante el día, tarde o noche, entre otras características.

Lorena González finalizó diciendo que “hacemos una invitación a la población a que hagan conciencia respecto a la urticaria, ya que no es normal tener ronchas por más de 6 semanas”.